Intoxicación
23 enero, 2019
Liberato Miranda (45) estuvo en coma inducido tras ingerir un estofado contaminado con una sustancia elevadamente tóxica. Su amigo y vecino, Pablo Martínez (69), no logró sobrevivir. “Pensé que no iba a regresar”, afirmó conmovido a PRIMERA EDICIÓN.