Editorial 21-11-2018
21 noviembre, 2018
A fines de la semana pasada, el Senado de Paraguay decidió postergar un incremento de los impuestos a productos como tabaco, alcohol y bebidas azucaradas e imponer un nuevo tributo a las exportaciones de grano de soja, trigo y maíz. Más allá de la cuestión específica que atañe a esos casos, se abrió un debate que bien podría ponerse en discusión en nuestro país cuando se aplica una histórica presión fiscal.