Paro de aduaneros este jueves y viernes

El personal de la Dirección General de Aduanas realizará la medida de fuerza para reclamar paritarias y rechazar el recorte de adicionales.

27/06/2018 16:06


El personal de la Dirección General de Aduanas realizará la medida de fuerza para reclamar paritarias y rechazar el recorte de adicionales. El personal de la Dirección General de Aduanas (DGA) inicia un plan de lucha con cuatro días de huelga en reclamo de aumento salarial y en rechazo al recorte de adicionales que dispuso el gobierno nacional. La medida de fuerza, decidida por el plenario nacional de delegados, se ejecutará de la siguiente manera: Jueves 28 y viernes 29: paro nacional con presencia en los lugares de trabajo, sin la prestación de servicios extraordinarios ni horas extras bajo cualquier modalidad en el horario inhábil.Jueves 5 y jueves 6 de julio: paro nacional sin presencia en los lugares de trabajo, sin la prestación de servicios extraordinarios ni horas extras bajo cualquier modalidad en el horario inhábil.Las medidas de fuerza surgen luego de la falta de acuerdo con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP, de quien depende la Aduana) en materia salarial.El Sindicato Único de Personal de Aduana de la República Argentina (SUPARA) informó que “La Administración Federal se ha expresado claramente sobre la política que pretende implementar en materia de salarios para los trabajadores de la aduana y pone en marcha un plan de ajuste que incluye la exclusión de la discusión paritaria, la baja sustantiva del fondo de jerarquización, la reducción de las horas, servicios extraordinarios y tasas que puedan afectar los intereses y los costos de los privados.Mientras todas las organizaciones gremiales del sector público y privado reclaman legítimamente un aumento de sus remuneraciones, en la AFIP pretenden de manera absurda e inaceptable excluirnos de cualquier recomposición salarial hasta junio de 2019.Pero no conformes con esa arbitrariedad también quieren bajar la alícuota de apropiación del fondo de jerarquización en un 30%, disminuyéndolo del actual 0.72 al 0.55 %, porque sostienen que “es necesario el ahorro de una parte de la recaudación” para destinarlos a mejoras edilicias, infraestructura, conectividad, parque informático, etc. Todo esto en función de lo que ellos llaman “una aduana en condiciones deplorables.La verdadera noticia de todo esto es pretender solventarlo con nuestras remuneraciones. Es decir, que el costo de estas mejoras se haga con el bolsillo de los aduaneros”, decía el comunicado de SUPARA cuando se anunció el Plan de Lucha.