“Él escuchaba voces que le decían que iban a matar a toda su familia”

Una de las vecinas aseguró que el detenido le confesó hace quince días que sufría esa situación. “Era una madre excelente”, le contó Elena De Olivera a PRIMERA EDICIÓN.

19/04/2017 07:43

<a href="http://www.primeraedicion.com.ar/nota/244685/mato-a-cuchillazos-a-su-pareja-intento-huir-pero-fue-atrapado.html">Paulina Portillo (26) fue atacada a machetazos y cuchillazos por su pareja, de 29 años, detenido cuando intentaba huir.</a> Los niños, de 2, 6, 8 y 9 años, fueron hallados encerrados en una habitación. Investigan los motivos del ataque.A medida que pasan las horas, las versiones sobre las motivaciones del hombre que mató a su concubina no paran de crecer. Todo apunta a una discusión y a los celos del sospechoso, aunque los vecinos del barrio Virgen de Itatí de Eldorado coincidieron también en que el presunto asesino les había confiado que desde hace varias semanas escuchaba voces que, lamentablemente, se transformaron en realidad de la peor manera.“Él decía que escuchaba voces que le decían que lo iban a matar, que cuando se fuera de su casa iban a matar a su familia. ‘Ahí le vamos a matar a tu hijo’, dice él que escuchaba”, le contó Elena De Olivera a PRIMERA EDICIÓN, habitante de la zona y, al menos hasta ayer, al frente de la guarda provisoria de los cuatro niños.Ante tal situación, Elena aseguró que le decía al sospechoso: “Esa es tu mente que te está fallando nomás, te está fallando demasiado”.&nbsp;La entrevistada agregó que aquel relato del detenido fue “hace como quince días” y que incluso el hombre fue a ver a un médico “que le dio una botella con un líquido que no sabemos qué es”.“Este muchacho aseguraba que iban a matar a su mujer, a los chicos, a él y que después iban a prender fuego la casa con ellos adentro, agregó sobre tal situación Vanesa Pucheta, otra vecina de la pareja, quien relató detalles del hallazgo y fue, además, una de las primeras en llamar a la Policía durante los últimos minutos del lunes (<a href="http://www.primeraedicion.com.ar/nota/244769/llama-a-la-policia-porque-la-esta-matando-ella-esta-pidiendo-auxilio.html">ver “Llamá a la Policía porque le está matando, ella está pidiendo auxilio”</a>).&nbsp;Elena, “abuela del corazón” de los cuatro niños que cuidaba hasta ayer, contó además que la pareja había viajado a Paraguay -de donde es oriundo el apresado- el último martes para pasar la Semana Santa en el país vecino. “Volvieron el lunes”, señaló la entrevistada.La mujer aseguró no conocer si Paulina era víctima de violencia, aunque reconoció que en alguna oportunidad la víctima le habló sobre algunos problemas de pareja ligados a los celos del acusado.&nbsp;“Ella decía que quería trabajar, pero que él no le dejaba. Que a veces se aguantaba muchas cosas porque no quería estar lejos ni verle mal a sus hijos. En ese sentido, puedo dar fe que era una excelente madre, al punto que los chicos sólo venían a mi casa si ella se los permitía”, cerró Elena, quien tiene la custodia provisoria de los niños de 2, 6, 8 y 9 años, al menos hasta que la Justicia de Familia resuelva lo contrario.El drama de no tener DNIEl último adiós a Paulina Portillo (26) se llevó a cabo ayer -martes- por la tarde en el Cementerio La Piedad del kilómetro 3 de Eldorado, a pocas cuadras de donde fue asesinada. La ceremonia debía iniciarse a las 16, pero contó con un retraso de 50 minutos por una razón insólita: la víctima no tenía documento.Fueron vecinos de la joven quienes contaron a PRIMERA EDICIÓN el suplicio por el que pasaba Paulina, nacida en Misiones pero que había perdido su documento hace ya varios años.“Ella tuvo una infancia muy difícil, fue criada por su tía. Durante muchos años peregrinó por obtener su DNI, pero no lo logró”, contó una vecina que prefirió mantener su nombre en reserva. Ese obstáculo no le permitía, por ejemplo, obtener ciertos beneficios sociales como la Asignación Universal por Hijo (AUH).Ayer por la tarde, la ceremonia de inhumación finalmente arrancó a las 16.50 en razón de que las autoridades debieron aguardar por el personal del Registro de las Personas, que finalmente llevó los papeles y el documento que permitió darle a Paulina cristiana sepultura. Por fin recibió su documento, aunque fue demasiado tarde.