La transición del nivel secundario a la Universidad

02/10/2016 11:00


La finalización de la escuela media marca un punto de inflexión en la vida de los jóvenes. Aparecen muchas dudas: ¿Y ahora qué voy a hacer? ¿Qué voy a estudiar? ¿Qué Universidad voy a elegir? ¿Estoy preparado para hacer una carrera universitaria? Las respuestas a estas preguntas depende de diferentes factores como por ejemplo: la presión familiar, la crisis adolescente, las ofertas académicas, los costos, las motivaciones personales, la moda, etc.El camino hacia la universidad es un desafío que implica ingresar a una organización y a una cultura especial, la cual se va conociendo y aprendiendo en forma gradual. Ingresar a la Universidad implica cambios, algunos más complejos que otros: adaptación, transformación, desarraigo, organización personal y familiar. El éxito en una carrera universitaria no consiste simplemente en elegir bien la carrera; tiene otras raíces más profundas y no menos importantes. Tomar conciencia de que para ser exitosos se tiene que recorrer un largo camino que requiere años de estudio y la dedicación es el primer paso. Transitar por cuarto, quinto y sexto año de la enseñanza media no tiene que ser una simple formalidad; debe ser una etapa de fortalecimiento de aprendizajes anteriores, de desarrollo de técnicas de aprendizaje y administración de tiempos de estudio. La Universidad no parte de cero; parte de contenidos y técnicas de estudio que el estudiante debió asimilar en instancias anteriores. La mayoría de las universidades ofrecen Cursos de Ingreso, algunos nivelatorios y otros eliminatorios. En algunos casos el alumno del último año del nivel medio ya está en condiciones de iniciar al mismo tiempo el Curso de Ingreso, y es donde puede sacar mayor provecho, dado que cuenta todavía con los docentes de secundaria para afianzar conocimientos.Antes de finalizar, algunos consejos para sacarle el mayor beneficio al nivel secundario y facilitar el ingreso a la Universidad:• Aprender a tomar notas y a descubrir las ideas principales de la clase.• Aprender a hacer resúmenes y a relacionar los temas con conocimientos adquiridos anteriormente.• Desarrollar una técnica de estudio: ahorra tiempo de estudio y facilita la comprensión. Si la técnica resultó buena para la secundaria, también te puede resultar útil para la Universidad.• Dejar espacio o margen en el cuaderno  para posteriores anotaciones y permitirá completar luego información buscando en medios impresos y digitales.• Aprender a administrar el tiempo de estudio.• Formar grupos de estudio. Contar con diferentes opiniones ayuda al aprendizaje y ver los problemas desde otro punto de vista.• Limitar el uso del celular durante el dictado de clases y los momentos de estudio. Debe ser un aliado del aprendizaje y no un objeto de distracción. Una buena manera de sacar provecho de ellos es utilizando las distintas apps para estudiantes que existen en el mercado.• Estudiar no solo es memorizar, es entender y comprender.• Es importante conocer los propios límites. Saber hasta dónde se puede llegar solo, y cuándo se necesita ayuda.• Los mejores exámenes son aquellos que se preparan desde el principio del Curso.En todos los casos, es importante la presencia y el apoyo familiar, no importa la edad que se tenga.Colaboración: Jorge Cukla Ingeniero, Docente y Coordinador de los Cursos de Ingreso de la Facultad de Ciencias de la Salud Universidad Católica de las Misiones – UCAMI