Despertar las emociones y la creatividad

31/07/2016 12:00

Ken Robinson (Liverpool 1950) educador, escritor y conferencista británico sostiene que “las escuelas tradicionales matan la creatividad” de las personas que ingresan en las diferentes instituciones. Según este educador, la estructura del sistema educativo está cimentada sobre las ciencias “duras” como la matemática, biología, etc., buscando sólo la formación intelectual y dejando en los últimos lugares a aquellos saberes que hacen a la formación integral, crítica y volitiva de los alumnos. Estas son la ética, la religión, la sociología, la filosofía, la música, el arte, entre otras.El hecho de hacer mayor énfasis en la apropiación de saberes conceptuales, descuidando las demás capacidades, provoca un empobrecimiento tal, que los alumnos sólo manejan información teórica para enfrentarse a una realidad práctica, discursiva, vertiginosa y cambiante.Este fenómeno es un problema evidenciado por algunos profesores que trabajamos en los cursos de ingreso a las distintas carreras.Los alumnos que pasan por el sistema educativo durante quince años de sus vidas, terminan el 5º año de la secundaria con el imperativo de parte de sus padres, y de la misma sociedad, de tener que elegir una carrera y estudiarla hasta graduarse. Generalmente es en este último año donde comienzan a tomar conciencia de que “no” quieren que se  termine la secundaria ya que llegó la hora de “estudiar de verdad porque ingresaré a la facultad”.Cada año, cuando inicia un nuevo curso de ingreso, nos encontramos con un elevado número de alumnos que no se animan a hablar, son tímidos, les cuesta expresarse tanto verbal como corporalmente, tienen baja autoestima, etc. Es en esas circunstancias donde los profesores debemos buscar la manera de generar confianza entre ellos y de ellos con nosotros, de crear un ambiente en el que se sientan bien, donde sus emociones empiecen a aparecer, donde el corazón, el cuerpo y los sentimientos jueguen un papel preponderante para generar confianza en sí mismos.Después de generar estos momentos y un estado de confianza los alumnos preguntan “profesor… ¿qué vamos a trabajar hoy? Porque está muy bueno este juego pero ¿qué tomará en los parciales y en el final? Las pocas horas dedicadas a realizar este tipo de clases dentro del aula no alcanzan para romper las estructuras que vienen dadas, las representaciones de los estudiantes de que sólo los conceptos teóricos tienen importancia.En la materia Introducción a la Vida Universitaria del Curso de Ingreso en UCAMI trabajamos los hábitos morales, intelectuales y religiosos. Sabemos la realidad de nuestros alumnos y queremos trabajar por ellos y con ellos. Buscamos profesionales excelentes, no sólo en lo académico sino también como personas.“Conocimiento no es comprensión”Un profesional puede saber mucho sobre lo que estudió, pero puede comprender muy poco de la vida y sobre las relaciones interpersonales.Gabriel García Márquez decía: “Las cosas tienen vida propia, sólo es cuestión de despertarles el alma”. La creatividad, las emociones y los sueños están en cada uno de nuestros alumnos ingresantes y nosotros, sus educadores, tenemos la misión de despertarlos en ellos.Colaboración: Juan Prieto Profesor de la materia Introducción a la Vida Universitaria – Curso de IngresoUniversidad Católica de las Misiones (Ucami)