Icra: El centro educativo de la integración

El Instituto Cristiano República Argentina cuenta con un programa pionero para la integración de estudiantes con discapacidad funcional y alumnos de Alto Rendimiento.

04/03/2016 16:07


 El ICRA es un centro educativo de alto rendimiento que cuenta con un programa pionero para estudiantes con discapacidad funcional. Son las nueve de la mañana y los modestos pasillos del Instituto Cristiano República Argentina, conocido popularmente como el ICRA, son un auténtico espacio de integración, aquí niños y adolescentes de alto, medio y escaso nivel de rendimiento, algunos también con silla de ruedas, otros con bastón guía, todos comparten felices los espacios comunes. El ICRA es un centro educativo que recibe cada día cerca de 500 alumnos. "Somos el primer colegio que se ha atrevido, si es que cabe la  palabra, a la integración en pleno sentido de la palabra", matiza la rectora y fundadora del ICRA,  Profesora Elvita Benitez De Pereira Da Silva. Para mantener ese privilegio es necesaria una plantilla conformada por 40 docentes y 3 profesionales especializados que se encargan de las distintas actividades complementarias que se desarrollan en el proceso de integrar. Una de las señas de identidad del centro es, sin duda, la integración de los alumnos con diversidad funcional. En sus clases, conviviendo con el resto de compañeros, hay actualmente unos 50 a 60 niños con necesidades educativas especiales, pero el compromiso con este colectivo va mucho más allá. Desde el presente año se pone en marcha un programa pionero bautizado como PEVISoL (Plan Educativo Vía Inserción Socio-Laboral), una iniciativa que pretende continuar con la formación de este tipo de alumnos en un ambiente especializado una vez que terminan la Enseñanza Educativa Primaria. "El sistema educativo ayuda a estos niños como mucho hasta culminar la educación primaria, pero a partir de ahí acaban en centros especiales, en formaciones profesionales adaptadas o en sus propias casas sin hacer nada", explica la rectora. Es Educación Media con programa flexible adaptado a la diversidad funcional de los alumnos, porque creemos que todos los chicos son potencialmente aprendices.El programa PEVISoL es una iniciativa totalmente privada y comenzaría a funcionar en el mes de abril con los egresados de educación primaria con diversidad funcional del ICRA e interesados en general que hayan egresado de la escuela primaria o que hayan abandonado la escuela por falta de opciones escolares. No queremos que sea un programa masificado, por eso analizaremos al detalle cada caso y estudiaremos si el niño/adolescente encaja. No se trata de convertirnos en un centro especial porque en ese caso estaríamos yendo contra el espíritu del proyecto, que es la integración, no solamente de alumnos con dificultades para aprender sino también dar oportunidades a quienes tienen alto rendimiento y potencial. El programa PEVISoL tiene sentido si está integrado en la vida normal de la escuela. En el ICRA  todos los alumnos con diversidad de posibilidades están en los recreos con el resto de compañeros, se ayudan mutuamente, van de viaje de estudios juntos…", subraya la Prof. Elvita Benitez de Pereira DS, con más de 20 años de experiencia en integración e inclusión educativa. "No es lógico que a estos alumnos se les cierren las puertas, ellos han enriquecido la experiencia educativa en nuestra escuela", señala. Por otro lado, el colegio cuenta con otro innovador programa de apoyo y refuerzo educativo que ayuda a niños con o sin diversidad funcional, con materiales y estrategias educativas como las de la pedagogía Montessori. Otro de los estandartes del colegio es la formación del carácter, la vivencia y convivencia de los valores cristianos y el énfasis en la enseñanza de idiomas desde los 3 años, de hecho durante el turno de la tarde funciona la escuela ¨ICRA IDIOMAS¨, avalada por AACI, la Asociación Argentina de Cultura Inglesa, más conocida como la Cultural Inglesa. Además en los primeros niveles se complementa la educación con la enseñanza de artes pláticas, danzas floklóricas y música." El inglés se introduce en el primer curso de Preescolar (3 años) y el italiano a partir de primero de primaria (opcional). Las actividades extraescolares consisten en brigadas de servicio comunitario, viajes de estudios, campamentos, salidas de experimentación científica. El programa PAPA (Plan de Ayuda a Padres Activos) ofrece a los padres la posibilidad de asistir a reuniones de hora y media dos veces al mes, para ayudarlos en la educación de sus hijos.