Tifón Hagibis, la peor tormenta en 60 años para Japón

Lluvias torrenciales y tornados sacudieron este sábado distintos territorios japoneses. El mes pasado, el tifón Faxai ya había causado estragos en algunas partes de Japón, dañando 30.000 hogares, la mayoría de los cuales aún no han sido reparados.

12/10/2019 20:07

  • hagibis
  • hagibis1
  • hagibis2
  • hagibis3
  • hagibis4
  • hagibis5

El ojo del tifón Hagibis tocó tierra alrededor de las siete de la tarde hora local, las siete de la mañana en nuestro país, en la península Izu, al sureste de Tokio, soplando con vientos de hasta 225 kilómetros por hora.

Las autoridades japonesas habían activado una inusual alerta máxima por lluvias ante la aproximación del potente tifón, que antes de tocar tierra ya había dejado un muerto, varios heridos y graves daños materiales por vientos huracanados.

Este nivel de alerta se activa en raras ocasiones y con él insta a los residentes de zonas cercanas a las orillas de ríos o del mar a que se refugien en lugares seguros o en los segundos pisos o superiores de los edificios ante el elevado riesgo de inundaciones.

Las autoridades habían alertado que las intensas lluvias que se registraban desde primera hora del día por la gran extensión del tifón (su diámetro es casi la mitad de la longitud del archipiélago) hicieron que el caudal de ríos supere los niveles de riesgo en varias ciudades y áreas residenciales fueron afectadas.

 

 

La presencia del Tifón obligó a suspender dos partidos del Mundial de Rugby y a modificar la programación de la Fórmula Uno, que se correrá este domingo en el autódromo de Suzuka.

En tanto los servicios de trenes fueron reducidos a la mitad, y más de mil vuelos fueron cancelados. Las autoridades informaron que un hombre murió en Chiba, al este de Tokio, después de que fuertes vientos volcaran su coche.

 

 

En Tokio, miles de casas quedaron sin electricidad, aunque algunos hogares la recuperaron rápidamente.

Se estima que Hagibis, que significa “velocidad” en la lengua filipina tagalo, es la peor tormenta a que el país se ha enfrentado desde el tifón Kanogawa en 1958, que dejó más de 1.200 fallecidos y desaparecidos.

Mientras el tifón continúa su accionar se mantiene la advertencia a los residentes de Tokio para que se mantengan fuera de las calles.

Los mostradores de los supermercados quedaron vacíos después de que los locales acudieran a por provisiones y los japoneses acudieron a comprar provisiones antes de la llegada del tifón, lo que originó imágenes donde se podían ver las estanterías de los supermercados vacías.

Fuente: Agencia de Noticias AFP/NA