Salas del Cidade llevan los nombres de José Luis Larzabal y Marisil Ceccarini

Las placas se descubrieron en un emotivo acto, con palabras de afecto y muestra artística de canto y de danza, en un encuentro que tuvo lugar el viernes 4 de octubre en la esquina de General Paz y Belgrano.

08/10/2019 11:13

Dos salas del Centro Cultural Vicente Cidade llevan desde la noche del viernes el nombre de Marisil Ceccarini y José Luis Larzabal, dos exponentes de la cultura misionera que recibieron un homenaje en vida y en presencia de familiares, amigos y artistas de todas las expresiones culturales.

El reconocimiento incluyó el descubrimiento de dos placas con las que se señalizaron las nuevas salas que el Centro Cultural Vicente Cidade sumó a su infraestructura desde mayo de este año.

Así, se refirieron a Marisil la escritora Rosita Escalada Salvo, la periodista Patricia Bertolotti, la escritora Evelyn Rucker, la bailarina y alumna de “Guaynamérica” Florencia Verité, el periodista Alejandro Miravet, finalizando con las palabras de Berenice Oliveira, su hija y continuadora del legado sobre las tablas.

Sobre José Luis hablaron la profesora de música Nancy Hedman, el cantante Roberto Bobadilla, el director de Cultura de la Municipalidad de Posadas, César Bernal, el cantante Franco Weber (integrante del quinteto “Canto Abierto”) y una de las hijas del artista, Trini Larzabal.

Antes de ellos había hablado el director del Cidade, Benito del Puerto, celebrando la decisión de poner el nombre de estos artistas a las nuevas salas.

Por su parte, la subsecretaria de Cultura de la provincia, Lucía Mikitiuk, destacó la política cultural del Gobierno por seguir apostando a las expresiones de los artistas locales: “Mientras en otras provincias se cierran los espacios, en Misiones seguimos para adelante”, señaló.

 

Los protagonistas

Por supuesto, los homenajeados también tuvieron su momento para hacer uso de la palabra. Ceccarini recordó sus inicios en la danza, con menos de 15 años, cuando recorrió la provincia bailando para todos, además de sus innumerables viajes para llevar por el exterior la cultura misionera, tanto musical como literaria. “Que sepan que esta mujer va a pelear por todos los artistas y en especial por las mujeres”, afirmó.

La docente, que además es escritora, donó 40 ejemplares de uno de sus libros y un retrato de cuando tenía 14 años, para señalizar la sala que ahora lleva su nombre.

Larzabal afirmó que, más allá del homenaje y las palabras lindas que se expresaron, destaca la emoción de sus propios amigos: “Conseguir que esto que hago y tanto amo llegue de esta manera a ellos es lo que me llena”.

La velada se completó con el momento artístico de cada uno: el quinteto vocal “Canto Abierto”, integrado por Franco Weber, Leandro Ayala y Diego Olsson (tenores), Jose Luis Larzabal (barítono) y Vicente Neris (bajo), interpretó un par de canciones en su estilo “a capella”.

Luego, el ballet “Guaynamérica Danza”, que ahora dirigen los profesores Berenice Oliveira y Leandro Acuña, hizo un mini show, arrancando desde las danzas mbya guaraní, pasando por los ritmos locales y culminando con escenas de danza urbana y street dance.