Analizan posible participación de terceros en el choque fatal en Cocomarola

Camión recolector fue peritado por la colisión fatal de motos. Criminalística de la Policía certificó que tenía un faro roto, pero no se pudo determinar su participación. El chofer declaró que por el retrovisor vio las motocicletas tiradas.

10/09/2019 09:45

El siniestro vial que involucró a dos motocicletas el domingo sobre la avenida Cocomarola dejó como saldo dos personas muertas y una tercera en estado crítico.

La causa de la colisión de las motos aún se investiga y en las últimas horas se realizaron pericias a un camión recolector de residuos que fue mencionado por testigos como partícipe del hecho.

Desde el Juzgado de Instrucción 3, a cargo del magistrado Fernando Verón, quien lleva adelante la investigación, ordenaron que se le tomara declaración en sede policial al chofer del interno 303 de Servicios Públicos de la Municipalidad de Posadas, el cual circulaba por la citada avenida a la hora en que se produjo el hecho.

El hombre de 33 años indicó que aproximadamente a la 0.15 se dirigía hacia la planta de tratamiento de residuos acompañado por tres ayudantes cuando, al llegar a inmediaciones de un club de tenis, escuchó un fuerte ruido que lo motivó a mirar por el espejo retrovisor. Allí vio dos motos tiradas en el asfalto, por lo que procedió a detenerse metros más adelante.

Cuando volvió a mirar por el espejo, notó que había autos que se habían detenido, además de personas que comenzaron a acercarse a ver el siniestro, por lo que decidió seguir camino hasta la planta y contárselo al capataz.

Antes del cierre de su declaración, aclaró que había visto a una motocicleta por el carril contrario desplazándose a gran velocidad y tampoco percibió si detrás del camión circulaba una motocicleta u otro vehículo.

En la continuidad de la investigación, peritos de Criminalística se dirigieron a la sede de la Dirección de Servicios Públicos de la Municipalidad para realizar pericias sobre el camión recolector. Allí los efectivos notaron que tenía un faro delantero roto. El rodado quedó con faja de clausura.

Finalizadas las tareas, y una vez que los trabajos fueron informados al Juzgado, dieron la orden de levantar la restricción al camión, de manera que quedó habilitado para proseguir con las tareas habituales.

En tanto, en el hospital Madariaga permanecía internado uno de los sobrevivientes de la colisión. Se trata de un joven de 23 años, quien iba en compañía de Matías Cáceres (22), quien falleció a las 8.15 del domingo, luego de agonizar durante varias horas.

La primera víctima fue Hugo Armentano (36), quien murió de forma traumática a causa de la fractura de hemicráneo izquierdo y fractura expuesta de pierna derecha.