Trasladaron a “Pity” Arrúa a otra prisión para mayor seguridad

El misionero y presunto cabecilla de una organización narco fue enviado esta vez desde la Unidad Penal 2 de Gualeguaychú a la 8 “Bicentenario de la Revolución de Mayo” en Federal.

08/09/2019 12:40

CELDA NUEVA. Pedro Arrúa fue enviado a la prisión de Federal, en Entre Ríos.

Pedro Amadeo “Pity” Arrúa fue trasladado a la cárcel de la localidad entrerriana de Federal por orden del Juzgado Federal de Concepción del Uruguay. El traslado se realizó este sábado por la madrugada en un amplio operativo del personal del Servicio Penitenciario y tres días después a los allanamientos realizados en la cárcel de Gualeguaychú donde dirigía movimientos de embarques de drogas.

Supuestamente se logró desarticular una banda delictiva que habría sido dirigida desde la celda en la Unidad Penal 2 donde estaba alojado Arrúa, que tenía como principal actividad el comercio de estupefacientes y el tráfico de divisas.

“Pity” Arrúa, considerado un capo narco misionero, está condenado por tráfico de marihuana en Córdoba, y cuyo nombre sonó en causas de contrabando y hasta en la llamada “Ruta de la efedrina”, estaba alojado en la cárcel de máxima seguridad de Entre Ríos, pero tras el allanamiento que realizó Prefectura en búsqueda de telefonía celular, utilizando última tecnología, se decidió el traslado a la prisión de Federal.

Arrúa es considerado un “peso pesado” del narcotráfico a nivel nacional, ya que ha sido nombrado en causas importantes. Fue encerrado el 25 de noviembre de 2016 por un transporte de 40 kilos de marihuana. Esta droga fue hallada oculta en el motor de un camión, en un control que realizó la Gendarmería en el cruce de las rutas 14 y 20 en Gualeguaychú.

Pero Arrúa no iba en el vehículo, sino que fue sindicado como autor intelectual de la operación narco. Ya había sido condenado en Córdoba por una operación con 200 kilos de marihuana, y tras recuperar la libertad regresó a Posadas, en donde siguió con la actividad y fue detenido nuevamente tras el operativo en Gualeguaychú.

Pero su punto más alto en la escalada delictiva la logró en 2009, cuando fue procesado en la famosa causa de “La ruta de la efedrina”. Se lo vinculó con el tráfico ilegal de este precursor químico y las vías de tránsito para contrabandearlo desde Argentina hacia México, vía Paraguay.

El martes pasado, los allanamientos fueron dispuestos por el Juzgado Federal de Concepción del Uruguay y se ordenó como brazo ejecutor a la Prefectura Naval Argentina.

Funcionarios de la fuerza ingresaron a la Unidad Penal 2 pasadas las 5 y se dirigieron directamente a la celda donde está alojado Arrúa.

Prefectura con un localizador de señal de telefonía celular ubicó un chip operativo y ello fue lo que permitió el hallazgo de un teléfono en propiedad del recluso.

En simultáneo hubo 14 allanamientos, con requisa de vehículos, personas y viviendas, en las ciudades entrerrianas de Concepción del Uruguay, Colón y Paraná pero también en la capital misionera, donde vive la familia de Arrúa.

Esta organización comercializaba el estupefaciente utilizando el método de mulas desde Paraguay.