Exconvicta vuelve al banquillo, acusada de asesinar a su pareja

Tiene 31 años y el Tribunal Penal de Eldorado la juzgará desde mañana por el homicidio de Cristian Ayala (32) en diciembre de 2017. Siete meses antes había recuperado la libertad.

19/08/2019 07:34

La muerte y la cárcel son desde hace diez años una constante en la vida de una mujer que hoy tiene 31 años. Tal como lo ya hizo una vez, desde mañana volverá a sentarse en el banquillo de los acusados. Otra vez la juzgarán por un asesinato y de nuevo podría volver a pasar varios años en la cárcel. Esta vez responderá por la acusación de haber matado a su pareja, Cristian Hugo Ayala (32), el 14 de diciembre de 2017.

En mayo de ese año, Marisa Duarte había purgado condena por haber matado a Karina Villalba, hecho ocurrido en el barrio Nach de Eldorado el 6 de mayo de 2009. Apenas salió de prisión comenzó a convivir con Ayala, pero siete meses después todo terminó de la peor forma para el hombre.

La etapa de instrucción del caso fue llevada adelante por el Juzgado de Instrucción 2, a cargo de la magistrada Nuria Allou. En septiembre del año pasado, la magistrada elevó el expediente a juicio y ahora será el Tribunal Penal 1 de Eldorado el que se encargará de impartir justicia.

La mujer llega a juicio acusada del delito de “homicidio agravado por el vínculo”, por el cual podría recibir una pena de prisión perpetua. Es probable que los magistrados tengan en cuenta que la acusada ya tiene una condena previa por un delito de homicidio, hecho que podría ser tomado como antecedente en su contra.

Según pudo saber este Diario en base a fuentes consultadas, la mujer había solicitado un juicio abreviado pero éste fue rechazado, debido a que la pena ofrecida era muy baja respecto al tipo de delito, además de los antecedentes de la acusada.

 

Los crímenes

A las dos de la tarde del 14 de diciembre de 2017, la mujer fue a la casa de un vecino del kilómetro 7 a pedir ayuda. Dijo que su pareja se había suicidado. Ella estaba manchada con sangre y previamente se había escuchado una fuerte discusión en la casa.

El vecino llamó a la Policía y cuando los efectivos ingresaron al lugar se toparon con el cuerpo de Ayala en un charco de sangre que había salido de su pecho.

La mujer intentó convencer a los efectivos y a las autoridades judiciales de que el hombre se había autolesionado, pero en base a los primeros indicios todo apuntaba a que ella lo había matado.

Las evidencias acumuladas se sumaron a la autopsia, la cual reveló que la víctima presentaba una herida punzo cortante de arma blanca que afectó el ventrículo izquierdo del corazón, además de otras heridas en el rostro y otras partes del cuerpo.

 

Puntazo al corazón

El primer crimen que cometió la mujer sucedió el 6 de mayo de 2009. La acusada se presentó en la casa de Karina Villalba y, tras discutir, le asestó una puñalada en el pecho.

En principio las sospechas apuntaron a la pareja de la víctima, pero éste se presentó en la comisaría y radicó la denuncia apuntado a la agresora. Por este crimen, Duarte estuvo presa desde mayo de 2009 hasta mayo de 2017.