La Biblioteca 2 de Abril ofrece un espacio de inclusión a través de la lectura

Actualmente cuenta con 21 sedes en Misiones, Corrientes, Jujuy y Paraguay. Brinda clases de apoyo a niños y adultos; cine, teatro y talleres de oficios. Una revista europea destacó el proyecto. Las actividades son libres y gratuitas.

19/08/2019 07:47

EL VALOR DE LAS PALABRAS. “Beto” Rivas lleva adelante la tarea de fomentar la lectura y la inclusión.

En el 2015, vecinos de la chacra 237 vieron la necesidad de crear un espacio que brinde contención e inclusión para niños y adolescentes. Con esa premisa nació la Biblioteca Popular 2 de Abril, que al principio contaba con 80 libros y pocas comodidades para los socios, pero esas dificultades no desalentaron a los impulsores del proyecto, quienes con trabajo y esfuerzo vencieron a los “molinos de viento” que aparecieron en cada adversidad.

Fue así que después de cuatro años, el espacio ahora cuenta con más de 60 mil libros y lleva inauguradas 21 bibliotecas en la provincia (7 en Posadas), 1 en la Isla Apipé (Corrientes), 1 en la carrera de Turismo de la Universidad Nacional Humahuaca (Jujuy) y 2 en el Liceo Militar Acosta Ñu de Asunción y Encarnación (Paraguay). Además, este año se hicieron contactos para abrir otros espacios en algunos municipios de la provincia.

La sede principal de la Biblioteca Popular 2 de Abril se encuentra ubicada sobre calle 122 casi avenida Lucas Braulio Areco, de la capital provincial. Allí también se brindan cursos para la finalización de los estudios, primarios y secundarios para adultos, proyecciones de películas, radioteatro infantil y talleres de oficios, entre otros.

Su presidente y fundador, Norberto “Beto” Rivas, comentó que la biblioteca busca fomentar la lectura de manera gratuita, que el niño en edad escolar pueda llevar un libro a su casa, asociándose sin costo alguno al presentar la fotocopia del DNI de algunos de sus padres y un teléfono de contacto. “Muchos decían que los libros que prestábamos se iban a perder, pero al entregar los materiales de lectura, a veces nos devolvían junto a otros libros que algún familiar acercaba para que formen parte de los estantes de la biblioteca. Así comenzamos a recibir muchas donaciones y pregonamos la lectura gratuita y todo el trabajo social que viene detrás”, comentó.

El referente indicó que llevan adelante convenios con el Ministerio de Educación provincial para el desarrollo de programas de apoyo escolar mediante los cuales se designan docentes que brindan clases de apoyos en la biblioteca para niños, adolescentes y adultos.

Ideas innovadoras

La biblioteca busca además distintas maneras para incentivar la lectura en espacios públicos. El año pasado se comenzó esta experiencia en bahía El Brete con el programa “Libro para todos”. Se llevó una importante cantidad de material bibliográfico para que los veraneantes puedan disfrutar de una buena lectura mientras tomaban sol. “Las personas venían y dejaban su DNI y se llevaban un libro, primero nadie se acercaba, pero cuando pusimos ‘libros gratis’ se llenó de personas, incluso nos pedían si teníamos algún título en especial”, recordó.

En este marco también se llevó adelante la instalación de estantes en el salón del Banco Nación, para que los que realizan trámites puedan leer algún libro mientras esperan su turno, incluso pueden retirar el material y devolverlo más tarde. “Nosotros confiamos y no tenemos pérdidas, aun cuando nos falta algún material, no lo tomamos como pérdida, porque lo que buscamos es que las personas lean y el que llevó el libro, es porque le interesó y lo va a leer. Igualmente tenemos un cartelito que dice ‘Si te interesó el libro podes llevar y traer otro’”.

Otra de las actividades incluye la colocación de stand en heladerías y café para que los clientes lean algunos títulos mientras realizan su consumición. “También estamos en tratativas con una empresa de transporte de larga distancia para poner libros en las unidades, así los pasajeros leen mientras viajan”, comentó el director.

En el 2017 la biblioteca instaló estantes de libros en algunas paradas de colectivos de la capital provincial, pero al no contar con algún tipo de logística, cuando las condiciones climáticas empeoraban, sus miembros tenían que buscar un medio de movilidad para buscar los libros antes que se mojaran y deterioraran. Actualmente se están realizando reuniones con autoridades municipales para comenzar el trabajo de construcción de casillas para resguardar los libros.

Vale destacar que la biblioteca no posee subsidio y no pertenecen a ningún organismo del Estado. Los integrantes de la comisión y socios recaudan fondos a través de donaciones y la venta de ropas, pollos y pastelitos.

Rivas también se refirió a la actual crisis económica que atraviesa el país y, por ese motivo, muchas familias resignan la compra de cualquier material de lectura para dar prioridad a los artículos de primera necesidad.

“La idea es pregonar una lectura gratuita y estas iniciativas nos hicieron tener mucha exposición, a las personas les gustan estas novedades. Entre nuestras ofertas contamos con clásicos nacionales e internacionales como ‘El caballero de la armadura oxidada’, ‘El Fantasma de Canterville’ y de autores como Jorge Luis Borges, Bioy Casares; hasta libros de autoayuda como el de Bernardo Stamateas y otros títulos que a la gente le cuesta conseguir”, remarcó.

Actividad social

Dentro del terreno de la lectura, la biblioteca ofrece un abanico de propuestas para personas de distintas edades que favorecen el desarrollo personal. Entre las actividades se encuentra la proyección de películas donde se explican previamente los beneficios de la lectura y se promocionan los talleres que brinda la entidad.

“Con el cine vamos a distintos barrios de Posadas para llevarles la propuesta a chicos que nunca pisaron una sala. Incluso al finalizar la proyección entregábamos un premio al espectador que mejor comentaba la película, esta es otra manera de incentivar a los niños”, contó Rivas.
Otra de las labores que se desarrollan en el espacio es la producción de radioteatro infantil, que luego se emite en distintas emisoras de la provincia. En el programa participan estudiantes de niveles primario, secundario y universitario, quienes ensayan y realizan diferentes sketch.

“No se trata solamente de que ellos salgan en los programas, sino que los jóvenes se acerquen a la biblioteca para ensayar mientras la madre comienza a leer sobre los cursos de corte, confección y peluquería que se realizan, o que el papá se informe sobre los talleres de electricidad o mecánica de motos. Es allí donde interactuamos”, señaló.

Dinámica

La biblioteca comenzó a llevar su propuesta a otras provincias y países de una manera distinta, donde se explica que no se trata únicamente de un espacio de lectura, sino de un lugar donde se pueden desarrollar numerosas actividades.

“El joven en la escuela se sienta y está obligado a atender a la maestra, en cambio acá puede leer, jugar al ajedrez, entrar a Internet, hacer la tarea y para ello cuenta una docente que le ayuda. Entonces el nivel de aprendizaje cambia y está más predispuesto”, definió Rivas.
Agregó que “dentro de quince años esos mismo jóvenes serán profesionales. Hoy invertimos en ellos y entendemos que la forma de hacerlo es no cobrarles los libros”, expresó.

Red de trabajo

Una de las mejores maneras que encontró el espacio para incentivar la lectura fue brindar el material bibliográfico de manera gratuita, este método se replicó en las distintas sucursales que cuenta la biblioteca.

“En cada municipio llevamos de mil a dos mil libros, luego armamos la biblioteca y les enseñamos a trabajar. En Paraguay nuestra biblioteca funciona en el Liceo Militar Acosta Ñu. En Jujuy en la carrera de Turismo de la Facultad Nacional de Jujuy. Allí llevamos computadoras, impresoras y libros, muchos de ellos referidos al turismo, donde entra Misiones. En la sede central hacemos una selección de todos los títulos repetidos, separamos y llevamos a nuestras otras filiales. Otras veces pedimos algún título a través de una red de bibliotecas y si está en alguna localidad nos envían, cosa que el usuario no se quede sin su libro, esta es una forma de trabajar bastante integrada”, destacó.

Repercusión internacional

En los últimos tiempos una revista cultural de Rumania se hizo eco del trabajo que realiza la biblioteca en la región y sobre todo por el notable crecimiento que tuvo en cuatro años.

La editorial rumana también publica en Grecia, Serbia y Rusia, entre otros países.

“Lo que llamó la atención de nuestro trabajo fue que en estos países, es muy difícil crear nuevas bibliotecas, solamente están las centenarias. Nos preguntan cómo hicimos para crear 21 bibliotecas en tres años. En Europa las personas que van a la bibliotecas superan los 50 años y acá el 70% de los préstamos a domicilio son para niños. Hasta julio de este año llevamos prestados más de 600 libros en Posadas”, resaltó.

Por otra parte, Rivas recordó que algunas de las filiales aún no cuentan con piso de material, como es el caso de una biblioteca ubicada en el barrio Miguel Lanús, aunque eso no impide que allí se desarrollen distintas actividades sociales y educativas.

“A veces no hace falta tener un faustoso edificio con aire acondicionado, estamos en un barrio donde se necesita una biblioteca y un chico puede pasar y leer y también los padres pueden aprender”, comentó.

Trabajo inclusivo

En los últimos días la biblioteca recibió una colección de libros de la editorial Gerbera para socios con dislexia.

“Son libros caros y lo que vamos a hacer será fotocopiarlos y enviarlos a nuestras otras bibliotecas para que los chicos puedan tenerlos gratis”, explicó.

En este contexto de inclusión, también se realizaron contactos con asociaciones que trabajan con jóvenes con Síndrome de Down para que formen parte de las actividades de la biblioteca porque “pregonamos la inclusión, que ellos puedan ser los guías en las bibliotecas, en los cines y que se encarguen del radioteatro”, comentó.

Premios

La Biblioteca 2 de Abril fue declarada de interés provincial y municipal, además de ser reconocida por el Congreso de la Nación.

A esto se suman otras actividades como el apoyo escolar para niños, jóvenes y adultos, la implementación del programa “Libros para todos” en la playa El Brete, el Banco Nación, heladerías, comisarías, centros de distribución de carné para conducir y los programas de radioteatro, que fueron declarados de interés provincial.

Proyectos

El director adelantó que se trabaja para llegar a las treinta filiales y para ello actualmente se encuentran designados los municipios.

“Solamente somos nueve personas y no nos dedicamos íntegramente a esta actividad porque tenemos otras obligaciones. Ir hasta Wanda representa un costo de 2.500 pesos y no tenemos movilidad. Por ello solemos ocupar los vehículos de algunos de los integrantes de la comisión, pero llegar en tres años a la apertura de 21 bibliotecas en Misiones, más otras cuatro afuera es un orgullo”, finalizó.

Donaciones

La Biblioteca realiza distintas actividades entre sus socios con el fin de recaudar fondos. A esto se suma el aporte de un importante número de organismos públicos y privados que colaboran desinteresadamente con el proyecto.

“El programa de cursos acelerados que brinda la biblioteca es gratis y también hacemos un enorme esfuerzo para brindar al alumno hojas, biromes y reglas. Así la persona adulta tiene que venir y estudiar nomás. También, cuando hacemos funciones de cine en los barrios, nos piden leche y azúcar, entonces hacemos algunos contactos, no solamente con funcionarios, sino con empresas privadas que colaboran con estos insumos. Incluso cuando fuimos invitados por el Congreso de la Nación, una empresa de transporte nos cedió los pasajes”, contó agradecido.