La viuda de Skeppstedt aseguró que su hija estaba amenazada

Declaró este viernes ante la jueza de Instrucción 2 de Eldorado, Nuria Allou. Entregó dos celulares, el de su marido y el suyo con mensajes de audio que comprometen al detenido.

17/08/2019 09:26

SIGUE DETENIDO. El imputado continuará sin beneficio de excarcelación tras el segundo planteo rechazado.

La viuda de Mariano Antonio Skeppstedt (65) declaró este viernes ante la jueza de Instrucción 2 de Eldorado, Nuria Allou, y además de relatar los dramáticos momentos previos a la muerte de su esposo, entregó a la magistrada su teléfono celular y el de la víctima fatal, en ambos se registrarían mensajes de audio que comprometen al detenido en un contexto de amenazas y violencia extrema.

La mujer de 56 años, durante una hora y media, dio su testimonio y respondió consultas de las partes.

Ratificó que le tenían miedo al joven involucrado, que vio a su hija con rastros de golpes en el rostro, que lo denunciaron para que no se acercara a su domicilio y que su marido buscó calmarlo, dialogar incluso con la madre del ahora detenido, para aunar acciones que lo contuvieran, porque el acoso por redes sociales y teléfono habría sido constante durante los meses y semanas previas al trágico desenlace.

Relató también que se enteró que Mariano, su pareja, había sido atacado por el exnovio de su hija de 24 años cuando vio un video a través de Internet durante el mediodía del 28 de julio pasado, cuando se produjo el ataque frente a una sede judicial en pleno centro de Eldorado.

El video que vio es el mismo publicado en redes sociales y que muestra a varias personas, incluyendo policías, practicándole técnicas de resucitación cardiopulmonar en el piso y tras haber sido, presuntamente, golpeado en el rostro por su exyerno.

De acuerdo a lo registrado y que se investiga, el viernes 28 de junio último, el ahora imputado provisoriamente por “homicidio simple” fue al trabajo de su expareja a esperarla para, según declaró, dialogar. Pero sobre él pesaba una orden de restricción de acercamiento y contacto con la mujer.

Debido a la existencia de amenazas previas realizadas vía mensajes telefónicos (ese mismo día), el padre de la chica se dirigió a buscarla ya que estaba al tanto de las intimidaciones.

En esas circunstancias se encontró con su exyerno y éste lo habría atacado. Skeppstedt cayó sobre la vereda y el golpe en la base del cráneo le produjo el final macabro.

El agresor se dio a la fuga y fue capturado a las pocas horas en la localidad lindante de Nueve de Julio.

Todo esto sucedió a la vista de numerosos testigos, sobre la calle Lavalle de Eldorado y casi frente al Juzgado de Familia donde trabaja la exnovia del sospechoso.

Tal como publicó PRIMERA EDICIÓN la hija de la víctima en su momento declaró durante más de nueve horas y ratificó que fue amenazada por su expareja antes de que éste agrediera a su padre que terminó muerto.

También afirmó que “tuvo situaciones de violencia mientras estuvieron juntos sentimentalmente e incluso tras la ruptura de la relación”.

La querella solicitó a la jueza Allou que se analicen los celulares presentados, junto con los del sospechoso y de su exnovia. Pero también formalizó el pedido de mejoramiento de la calidad de un registro de cámara de seguridad privada que habría tomado el momento del ataque en calle Lavalle.

Se especula que con estas medidas la magistrada pueda determinar la situación judicial o imputación formal del único sospechoso.