En octubre, Consenso Federal buscará convertirse en la segunda fuerza del país

Así lo consideraron este martes dirigentes de la coalición que sostiene la candidatura presidencial de Roberto Lavagna, al mismo tiempo que negaron que se hubieran establecido contactos con el oficialismo o con el kirchnerismo para reforzar las chances de éstos en las próximas elecciones nacionales.

13/08/2019 21:42

La fórmula Lavagna-Urtubey obtuvo en las PASO del domingo 2.006.977 votos en todo el país, que le permitió redondear un 8,22 por ciento, muy lejos de lo cosechado por Alberto Fernández (47,65%) y Mauricio Macri (32,08%); en cualquier caso, el oficialismo o el kirchnerismo querrían conquistar para sí la cosecha de Consenso Federal, siempre partiendo del supuesto que Lavagna decline su nominación en virtud de una polarización extrema que conspira contra sus posibilidades reales.

A pesar de que, finalizadas las PASO, hubo saludos de rigor entre dirigentes de Consenso Federal con representantes de Juntos por el Cambio y también del kirchnerismo, allegados a Lavagna confiaron a Télam que “no hubo contactos con nadie de Alberto (Fernández), ni con el Gobierno, para avanzar en algún tipo de negociación, sino todo lo contrario”.

“No nos interesa negociar con nadie”, remarcaron.

En ese sentido, el candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires de Consenso, Alejandro “Topo” Rodriguez, sostuvo que “el único encuentro que está previsto entre Lavagna con (Alberto) Fernández y (Mauricio) Macri es el 13 y el 20 de octubre, en los debates públicos”.

En diálogo con esta agencia, Rodríguez confirmó que hubo llamados telefónicos del ex ministro de Economía tanto con Alberto Fernández, como con el presidente Mauricio Macri.

“Con ninguno de los dos, Lavagna habló de mantener un encuentro, que por otra parte no están previstos”, destacó uno de los hombres de confianza de Lavagna.

Y, sugirió que “ante las suspicacias, la mejor forma de contribuir a la clarificación de los temas que necesita la Argentina es que cada uno siga en su rol de manera responsable”.

Sobre la situación económica desatada tras las PASO y la supuesta responsabilidad de la oposición por las tensiones en los mercados, Rodríguez apuntó que “el Gobierno es el responsable y el que debe tomar las decisiones que correspondan para lograr estabilidad social”.

A su turno, el gobernador de Santa Fe, el socialista y aliado a Consenso Federal Miguel Lifschitz, señaló en declaraciones a Todo Noticias (TN) que “de ninguna manera, Lavagna va a bajar su candidatura presidencial. Todo lo contrario. Creo que es la fuerza que más vamos a crecer en octubre”.

“Hay que darle certeza y perspectiva de futuro tanto a los trabajadores como a los empresarios y a los mercados. El Gobierno debe asumir su responsabilidad principal que es gobernar hasta el 10 de diciembre. Hoy, lo más importante, más allá del resultado electoral, para el Gobierno debe ser pensar en la gente”, agregó Lifschitz.

A 48 horas de las PASO, Lavagna se reunió en su oficina con su compañero de fórmula el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey y la mesa de conducción de Consenso Federal para evaluar los resultados de los comicios y en ese encuentro se fijaron como meta “convertirse en segunda fuerza nacional y competir en un ballotage”.

Por otra parte, la mesa de conducción nacional de Consenso Federal coincidió en que la crisis económica que afecta a los argentinos “obedece al derrumbe de la polarización que habían construido el gobierno de Macri y el kirchnerismo”.

De la primera reunión de Consenso Federal tras las PASO, participaron además de Lavagna, Urtubey y Rodríguez, los diputados nacionales Graciela Camaño y Marco Lavagna; el candidato a gobernador bonaerense Eduardo “Bali” Bucca; el diputado provincial de Santa Fe, Joaquín Blanco; el candidato a diputado nacional por la ciudad de Buenos Aires, Carlos Hourbeigt; el dirigente Rodolfo Gil; y el jefe de Campaña, Armando Torres.

Fuente: Agencia de Noticias Télam