Los altos niveles de humedad acentuaron las plagas en cultivos

Expertos aseguraron que las enfermedades producidas por hongos se intensificaron durante el último año debido a que las condiciones climáticas favorecieron su proliferación. Apuntan al manejo adecuado del suelo para combatirlas y evitar así cuantiosas pérdidas.

12/08/2019 09:56

Los factores climáticos ejercen incidencia sobre el desarrollo de las plagas y enfermedades de las plantas cultivadas.

En regiones como la provincia de Misiones, que se caracteriza por un clima subtropical sin estación seca, la humedad es uno de los principales problemas a resolver.

Expertos consultados apuntan a manejo sustentable del suelo como medida para combatir estas plagas y evitar así su propagación.

“El clima de Misiones predispone la presencia de enfermedades porque tenemos temperaturas óptimas y húmedas para la proliferación de estas, particularmente hongos pero también tenemos bacterias que afectan a los distintos cultivos”, manifestó el ingeniero agrónomo, Yaco Mazal.

En este sentido, indicó que en el caso de cultivos intensivos, es decir la parte hortícola, estas condiciones son manejables, debido a que en un invernáculo “se pueden controlar las temperaturas y la humedad”.

Sin embargo, Mazal detalló que en los cultivos extensivos, como la yerba mate, la caña de azúcar, la citronella y la palta, son más difíciles de controlar estos factores.

“La palta, por ejemplo, es un cultivo muy sensible a la humedad, a suelos que permanecen húmedos por períodos prolongados, y eso predispone a un enfermedad que es la Phytoptora”, sostuvo el experto.

Comentó, además, que para evitar la propagación de esta enfermedad se tienen que elegir bien los lotes donde se plantará la palta para evitar su proliferación.

“Los lotes bajos o con exceso de humedad hacen que la planta se enferme con el hongo y la termina matando; generando grandes pérdidas a los productores”, señaló.

Otro de los problemas que genera la humedad en la provincia son los hongos que se registraron en cultivos, como la caña de azúcar y citronella, conocidos como “roya”.

Asimismo, otra de las plagas que atentan contra la economía de las chacras misioneras, es el denominado mal de la tela, Rhizoctonia solani, que ataca a los yerbales.

“Nosotros atribuimos estas enfermedades a las condiciones ambientales que tuvimos en estos tiempos. Fueron años muy húmedos y se vio una presencia muy fuerte, sobre todo, de plagas como el mal de la tela que afecta a la yerba mate, aunque se han visto casos en plantaciones de té y ornamentales. Este es un hongo bastante complicado porque afecta a un gran espectro de cultivos”, aseveró.

Y reveló que sin bien hay registros de estas plagas de manera esporádicas en años anteriores, “el comportamiento se manifiesta de manera intensa ahora”. “En la caña de azúcar, citronella, yerba mate y palta se registraron los valores más intensos durante este año, es decir, que se acentuó el problema y estamos buscando alternativas para tratar de resolver estas cuestiones”, remarcó.

 

PLAGAS. El hongo conocido como “roya” ataca a una gran variedad de plantas como la citronella o la caña de azúcar.

Causales

Sobre las causales y la aparición de enfermedades en las plantas, el ingeniero agrónomo Milton Roses, quien se desempeña en la Agencia de Extensión Rural Posadas del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), manifestó que “en Misiones se registran unos 2.000 milímetros anuales de lluvia. Es decir que es normal la humedad que hay ahora”.

Por ello, consideró que los valores actuales no serían causantes de la parición de ninguna plaga o enfermedad. Explicó que “las plantas siempre sobrevivieron porque la vegetación está adaptada a esto”.

Sin embargo, sostuvo que “la humedad es un factor que colabora cuando hay problemas de suelos mal manejados”.

En consecuencia, detalló que eso pasa donde hay suelos compactados, erosionados, sin materia orgánica o donde la micro vida se desequilibró. “Es más fácil que en un suelo sin oxígeno o sin materia orgánica cumpliendo el ciclo de formación-destrucción para alimentar a los microorganismos se desarrollen hongos y bacterias, ya que cambian sus condiciones; por lo cual se puede transformar en una plaga”.

Asimismo, el profesional dijo que “la mayoría de los hongos que atacan a las plantas viven en el suelo y, por lo general comen materia muerta”.

Por esa razón, cuando hay una falta de alimento para toda esa gran variedad de microorganismos puede que algunos predominen más que otros. “En el caso de los hongos a veces generan cambios en sus hábitos y se transforman en parásitos”, señaló.

Consideró que “esto está ligado a los tipos de deficiencias nutricionales en macro y microelementos que puedan tener los vegetales para que una enfermedad se desarrolle”.

Es así que afirmó que “muchas veces un ataque de hongos o plagas generalmente está asociado a la deficiencia de algún microelemento; ya sea por un mal manejo de suelos o por fertilización de dos o tres elementos (nitrógeno, fósforo y potasio)”. Para finalizar, reiteró que “no es que los hongos llegan por la humedad, pero sí es un factor predisponente”.

 

Monitoreo de plantaciones de yerba mate y té

Durante julio, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) realizó 39 monitoreos en distintos departamentos de Misiones para la detección temprana del mal de la tela, enfermedad que afecta a las plantaciones de yerba mate (Ilex paraguariensis) y té (Camellia sinensis) y es causada por un complejo de hongos que provoca el secado de ramas.

Los trabajos se llevaron a cabo en yerbales de Eldorado, Comandante Andresito, Libertador General, Capioví y Capiovisiño, Barrancón, Puerto Caraguatay, Puerto Gisela, Santo Pipo y Corpus.

En junio pasado se conformó una comisión de trabajo abocada a combatir el mal de la tela, integrada por el SENASA, el INTA, el INYM y la UNaM.