Pediatría: en junio el 66% de las muertes de niños fue por cuadros respiratorios

Este año se caracterizó por la cantidad de casos y la gravedad de los mismos. A nivel país, fallecieron 35 personas con IRAB e influenza. En Misiones, este virus tuvo poca incidencia.

12/08/2019 10:37

ACTUALIDAD. Aunque bajó la cantidad de consultas, sigue alto el número de pacientes hospitalizados.

Las consultas por enfermedades respiratorias vienen en claro descenso en las últimas semanas aunque la cantidad de niños internados por complicaciones respiratorias se mantiene alto: en el Hospital de Pediatría el 75% de las camas está ocupado por pacientes con estos cuadros, según confirmó a PRIMERA EDICIÓN el responsable provincial del programa Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB), el médico pediatra Guillermo Rolón.

Lo cierto es que tanto la cantidad de casos de este año como la gravedad de los mismos superó ampliamente a los registrados en 2018 y fue muy similar a la situación epidemiológica de 2016.

Según indicó Rolón, el mes con más pacientes con infecciones respiratorias internados en Misiones fue junio. Además, de acuerdo a los datos preliminares, también ese mes fue el que contabilizó más muertes pediátricas por esta causa.

“El 66% de los chicos fallecidos durante junio en el Hospital de Pediatría fue por cuadros respiratorios”, confirmó Rolón quien indicó que este porcentaje es provisorio y realizado en base a la información de los hospitales más grandes pues “recién a fin de año tendremos los datos oficiales en base a los certificados de defunción totales y desagregados en diferentes causas”.

En julio, en tanto, aumentó la cantidad total de niños fallecidos en Pediatría pero disminuyó el porcentaje de decesos por patologías respiratorias.
A diferencia de lo previsto, los fallecidos no eran bebés de pocos meses sino mayores de dos años y la mayoría tenía el calendario de vacunación completo.

 

Los virus más presentes

En Misiones, según confirmó Rolón, el virus de influenza estaba presente en un porcentaje muy bajo en el cuadro de los niños fallecidos con cuadros respiratorios.

“Para nosotros, el sincicial respiratorio (VSR) y el adenovirus son los virus que tenemos más asociados a muertes pediátricas. Todos los chiquitos que fallecieron en nuestra provincia tuvieron adenovirus como un virus que complicó la internación y algunos como causa de fallecimiento”, indicó.

Según admitió Rolón, 2019 es un año con bastantes casos pediátricos respiratorios graves y algunos fatales. “Lamentablemente, todos los años tenemos mortalidad por patologías respiratorias, por eso insistimos tanto en la vacunación, la prevención en general y la consulta temprana”, señaló el profesional a cargo del IRAB a través del cual se capacita al recurso humano de salud y se disponen los recursos del sistema para agilizar la atención de los pacientes pediátricos en todo el país.

 

Los fallecidos en el país

El último Boletín Integrado de Vigilancia, publicado por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación el primero de agosto, habla de personas fallecidas en 2019 por Infección Respiratoria Aguda Grave (IRAG) pero no da números totales sino sólo aquellos que tuvieron además diagnóstico de influenza confirmado por laboratorio.

Según el boletín nacional, hasta la semana epidemiológica 30 (del 21 al 27 de julio) los casos notificados en 2019 de IRAG fallecidos con diagnóstico de influenza acumulados suman 35.

Al igual que en los años 2016 y 2017 el pico de casos fallecidos de 2019 hasta el momento se encuentra dentro la estacionalidad esperada, durante la semana 23 (del 2 al 8 de junio). Esto no coincide con 2018, año en el cual este pico se desplazó temporalmente hacia la semana 32 (segunda semana de agosto), 10 semanas epidemiológicas más tarde que los picos de casos de los últimos años.

Respecto del análisis de los casos, las edades con mayores tasas corresponden a las personas de 45 a 64 años y mayores a 65 años. De los 35 casos, 21 tienen registro de factores de riesgo y 20 no registran antecedentes de vacunación.

De los casos notificados, el 50% de ellos correspondieron a influenza A (H1N1) y el 11% al subtipo H3N2. En el país, no se registraron casos fallecidos con influenza del tipo B.