Picada en la Uruguay: uno de los detenidos no cubrió la fianza

Los dos jóvenes siguen imputados por “conducción temeraria”. Este viernes, por la tarde, el de 21 años cubrió una fianza de 100 mil pesos y recuperó la libertad.

03/08/2019 08:51

ESPOSADOS JUNTOS. Así llegaron a declarar el miércoles ante el juez Cardozo.

Los dos jóvenes bajo sospecha por la múltiple colisión de la madrugada del lunes sobre la avenida Uruguay, no podrán volver a conducir un vehículo motor, al menos, durante seis meses por orden del juez de Instrucción 1, Marcelo Cardozo, quien además le fijó una caución real de 200 mil pesos para el imputado de 18 años y de 100 mil para el de 21.

De acuerdo a fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN el conductor del Renault Clio, y de mayor edad, este viernes por la tarde recuperó la libertad tras presentar el comprobante bancario del depósito de la caución señalada.

En cuanto al restante, el que manejaba un Volkswagen Gol, hasta el lunes deberá aguardar para cumplir con el mismo trámite de validar la fianza en pesos en sede bancaria o solicitar se le disminuya el monto fijado.

Lo que no variará por lo pronto es la imputación señalada en el expediente y que está determinada en el artículo 193 Bis del Código Penal Argentino: “Conducción temeraria” por protagonizar maniobras peligrosas al mando de un automóvil y que pusieron en grave riesgo la vida de terceros, en este caso la de dos mujeres que se dirigían a trabajar a bordo de un Hyundai.

De ser hallados culpables de este delito podrían corresponderle condenas de tres años de prisión y el doble de tiempo para volver a tomar un volante.

Los dos sospechosos están detenidos desde el lunes y el miércoles uno de ellos se abstuvo de declarar, el del Renault Clio. El otro conductor optó solamente por afirmar que manejaba el Gol pero que no corría una picada por la avenida mencionada en plena madrugada.

Dijo que se le cruzó la conductora en su Hyundai y no pudo esquivarla. Sobre la velocidad con que conducía manifestó no tener conocimiento porque no miraba el reloj en el tablero sino la maniobra que realizaba. Acto seguido, fue imputado por correr la picada, pero se le sumó el delito de “lesiones graves, en concurso real”.

El siniestro vial se registró a las 2 del lunes 29 de julio en la avenida Uruguay a metros del cruce con la calle Florencio Sánchez.

En el carril de sentido Norte-Sur el Volkswagen colisionó a la coupé Hyundai al mando de una mujer de 39 años acompañada por otra de 29. A raíz del impacto este último rodado colisionó con una camioneta Ford Ranger que se encontraba estacionada.

Las presunción de las maniobras de una picada fue sustentada por testigos que vieron al Gol y al Clio a alta velocidad, pero también por los registros de cámaras de seguridad y las inspecciones técnicas realizadas a los automóviles secuestrados en la comisaría Tercera, las que determinaron que estaban modificados para correr.