“Tenemos capacitaciones continuas sobre la atención al público y la empatía”

En pleno conflicto con los Trabajadores de Frontera del Paraguay, que acusan al personal de Gendarmería, Migraciones y Aduana de "malos tratos", FM de las Misiones charló con Martín Ayala, integrante de ATE y trabajador de Migraciones, quien negó que existan dicho destratos.

26/07/2019 19:41

Este jueves se produjo una manifestación en donde paseros de Encarnación cortaron el puente Internacional Roque González. Zunilda “Zully” Jacquet, presidenta de la Federación Nacional de Trabajadores de Frontera del Paraguay, explicó que el reclamo se debe al maltrato que reciben los paseros paraguayos al tratar de ingresar a la Argentina.

FM 83.9 Santa María de las Misiones se comunicó con Martín Ayala, integrante de ATE Migraciones, para hablar acerca de las acusaciones en contra de los trabajadores de Gendarmería y Aduana, por los malos tratos para con los encarnacenos.

“La función propia de Migraciones es controlar el ingreso y egreso de las personas, nosotros no controlamos lo que tiene que ver con el trabajo que ellos, es decir con la mercadería. El malestar puede ser porque el Centro de Fronteras tiene otras instancias, y muchas veces, cuando se detecta que no pueden ingresar con determinados productos o mercaderías, se procede a su retorno“, comentó Ayala.

En su reclamo, Zunilda hizo hincapié en que pasar o no la frontera, depende mucho del ánimo de los trabajadores de la misma, y apuntó tanto a Aduana como a Migraciones. Ante esto, Ayala aclaró que el carácter de los trabajadores no tiene injerencia en el proceso migratorio, y explicó que “el trabajador de Migraciones demora lo que se demora el sistema, y las condiciones del mismo. Ella estaría hablando de las funciones propias de Aduana, donde hay otro tipo de control y que tienen otros tiempos, es distinto“.

Además Ayala explicó que el conflicto quizás también se deba en parte a los cambios en el tiempo que ha sobrellevado este trabajo. “Es histórico el tema de las paseras entre Posadas y Encarnación, ya desde la época del puerto, y había otro tipo de facilidades y otro tipo de contemplaciones, además existía una cuestión de compañerismo entre paraguayos y argentinos, donde traían y llevaban sus productos. En esta época creo que ha cambiado, que las distancias son distintas y la accesibilidad también es distinta. Y mucho tiene que ver con el control de mercadería, pero no con el control de personas”.

Respecto al trato cotidiano que el personal de la frontera debe llevar con la gente que diariamente cruzan el punte, Ayala destaca que continuamente reciben capacitaciones, tanto presenciales como virtuales, de atención al público, acerca de la responsabilidad del control, y de todo lo que tenga que ver con los controles en la documentación.

“Hace poco salió un curso, con el concurso para el pase a planta permanente, y donde mucho tenía que ver el trato a la persona. Además, el trabajador estatal es el que asegura y da garantía a los derechos de los ciudadanos, y con esa responsabilidad estamos todos los trabajadores de Migraciones, de estar cumpliendo una función hacia la comunidad, de seguridad, de control y de facilitar el rápido transito, pero con seguridad, por las funciones propias del control migratorio”, comentó el integrante de ATE.

“Nosotros tenemos capacitaciones continuas, que tienen mucho que ver con la atención al público y con la empatía. Ahora bien, esto se puede dar y hacer cursos, pero todos los trabajadores tiene ‘su día’, y no creo que el problema sea una cuestión de la predisposición o la alegría que tenga un trabajador migratorio para trabajar con una persona, en este caso con un pasero. No puedo hablar por los compañeros de Aduana porque, aparte de ser compañeros, ellos cumplen una función distinta y tienen otro tipo de responsabilidades, pero la realidad es que hay mercaderías que no se pueden traer, y simplemente no las podés traer”, se explayó Ayala.

 

La agilidad del puente

Acerca de la circulación en el puente después de la habilitación de las nuevas casillas aduaneras, Ayala comentó que se mejoró muchísimo la agilidad. “Hace tiempo habíamos pedido que haya otro Centro de Frontera con más casillas, por lo que mejoró bastante. Por ahí hay algunos problemas de sistema de Internet cuando están todas las casillas abiertas, pero lo que es sector de salida y egreso del país mejoró muchísimo. Además, los compañeros están cómodos, y en cuanto a infraestructura hoy los trabajadores tienen un centro moderno, funcional, y con buenas condiciones de trabajo”.

Sin embargo aclaró que por ahora sólo se solucionó el tema respecto a la salida del país, pero no del ingreso. “Se hizo de salida y no de entrada, entonces ahora el ‘cuello de botella’ se da en el sector de entrada. Nosotros sabíamos que si teníamos más casillas de salida, se predisponía a que más ciudadanos egresen y vayan a Encarnación, pero después a la vuelta se iba a complicar porque las casillas son menos”, explicó Ayala.

Con respecto a la incorporación de más personal, Ayala mencionó que es otro de los pedido que vienen desarrollando hace muchísimo tiempo.

“Sabemos que hay un decreto del Presidente Macri que congeló la incorporación al Estado, entonces se está buscando a través de pases en comisión de otro organismo de la órbita de trabajadores nacionales, con un determinado tipo de contratación, que estén interesados en hacer control de servicio migratorio, con un pase de comisión o un cambio de modalidad contractual”, cerró.