La producción local de mandioca no cubre la demanda industrial

La baja productividad de este cultivo no alcanza. Por otra parte, sus pobres rindes obligan a los productores a diversificar las chacras.

20/07/2019 17:35

PROBLEMÁTICA. La mala política que aplicaron algunas industrias en su momento hizo que el precio de la mandioca para el agricultor sea muy bajo.

La provincia es famosa por varios destinos turísticos bien conocidos, la yerba mate, el té, los aserraderos, el tabaco y las aromáticas. Sin embargo, Misiones también se destaca como la principal provincia productora de mandioca en Argentina y se encuentra trabajando en desarrollar este aspecto.

En diálogo con ECO&AGRO, el licenciado en Genética, Martín Domínguez, dijo que “desde el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) creemos que hay un mercado de producto fresco que no está abastecido con productos de calidad, por una cuestión de fletes y de tiempos y que se podría abastecer con producción de mandioca congelada fresca”.

“Todo lo que sobra de ese producto fresco se puede mandar a una industria para producción de alimento balanceado. Hoy no hay ningún alimento balanceado o una ración a base de mandioca”, expresó.

Sugirió también que “hay que trabajar en el desarrollo de snacks a base de mandioca. Creemos que es importante, porque en Argentina el 1% de la población es celíaca. La industria tiene muchos más usos de los que hoy le damos”.

En este contexto, señaló que “gran parte del almidón que se consume en el país es importado”.

“Importamos de países asiáticos, como Tailandia o Vietnam. Una gran parte viene de Paraguay, pero la otra viene de aquellos lugares, con los que no podemos competir por una cuestión de mano de obra. Lo que vale la mano de obra en Tailandia es irrisoria. Ellos tienen un costo de flete que nosotros no tenemos. Por ese lado deberíamos poder compensar un poco esa falta de capacidad de competencia que tenemos”, agregó el licenciado.

“Hoy estamos hablamos de Vaca Muerta y su crecimiento, deberíamos estar pensando en los encamillados de los pozos petroleros que se producen con almidón de mandioca. Son almidones modificados, que nosotros hoy no los producimos, pero que eventualmente podríamos tener la capacidad de producir y abastecer el mercado propio. La gente de nuestras cooperativas estuvo tratando de hacerlos, y no es sencillo llegar, pero lo que no quiere decir que no se pueda. No es sencillo llegar porque las exigencias de calidad, los estándares, los seguimientos y la trazabilidad son extremadamente exigentes”.

En cuanto a otros usos industriales que se le pueden dar al almidón de mandioca, el experto detalló “todo lo que sea chacinados, productos que necesitan una gelificación rápida, todo lo que sea panificados, para la industria textil y los snack”.

“Hay muchas de cosas que se pueden hacer y que hoy nosotros no las explotamos”, concluyó Domínguez.

 

Baja productividad

La baja productividad del cultivo de mandioca hace que las 10 plantas industriales procesadoras de almidón que se encuentran en la provincia no puedan alcanzar a cubrir su capacidad. Esta situación, a su vez, genera una competencia entre las industrias por acceder al producto, que además no posee la calidad necesaria.

Por otra parte, los pobres rindes de estas plantaciones obligan a los productores a diversificar las chacras.

En este sentido, Fernando Witzke, gerente general de la Cooperativa Agrícola e Industrial San Alberto Ltda, sostuvo que “la mala política que aplicaron algunas industrias en su momento hizo que el precio para el agricultor sea muy bajo. Entonces, el agricultor dejó de plantar y eso hizo que estemos padeciendo (la escasez de materia prima)”.

Agregó además, que “indudablemente, no estamos trabajando a los valores históricos que la cooperativa elaboraba en su momento, estábamos en otros niveles. Creo que vamos a llegar al 50% de lo que solíamos elaborar. Deberíamos tener más producción. Ubicamos en todo el país, todo lo comercializamos acá y no llegamos a cubrir el mercado. El año pasado hemos exportado algo, algunos pedidos, pero no es significativo el porcentaje”, dijo el representante de la cooperativa.

Si bien la situación económica del país es compleja, el escenario para la producción de mandioca en Misiones no deja de ser un desafío para los pequeños productores, ya que esta actividad tiene gran potencial económico, ya sea para su venta a la industria o para el consumo fresco.

De acuerdo a la información del Clúster de la mandioca en Misiones, los principales compradores de almidón/fécula son las industrias alimenticias (especialmente las de chacinados), química, farmacéutica, adhesivos y textiles de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Mendoza.