Arte de combinar los sentimientos

vigente desde hace más de diez años, “Música para ver” es una iniciativa del camarógrafo Horacio Martínez (50), que se emite por Canal 12, de Posadas. Nació como “Música en imágenes” y se proyectaba en pantalla gigante en distintos puntos de la ciudad. “Hay que seleccionar música que entre por la vista y por los oídos. Lo que ofrezco, en su mayoría, son recitales que fueron grabados en vivo”, explicó.

21/07/2019 15:13

“Música para ver” nació hace más de diez años aunque en los comienzos se denominaba “Música en imágenes”. Comenzó a partir de una propuesta que Horacio Martínez hizo al director del Centro Cultural “Vicente Cidade”, Benito del Puerto, para pasar en ese espacio, recitales en pantalla gigante y equipo de sonido.

“La idea era pasar recitales de jazz, conciertos que engloben mucha orquesta, muchos instrumentos, basándome en mis gustos”, dijo. Es que en su hogar, su mamá Mirna y su papá, Luis Ramón Martínez -destacado basquetbolista- siempre oyeron música de orquesta, de jazz. Del viejo tocadiscos, melodías de Ray Conniff, Carabelli, Franck Pourcel, Paul Mauriat, invadían el ambiente.

“Mi hermano -Luis Fernando “Yimmy” Martínez- escuchaba a Burt Bacharach, que tiene más de 90 años y sigue vigente. Me hizo escuchar Supertramp y me hice fan del grupo Hodgson. Y, eso, de alguna manera, creó una base en mí”, reconoció Martínez, quien desde 2003 se desempeña como camarógrafo del canal de televisión oficial.

Luego empezó a hacer su propia búsqueda. “En la época de los CD iba a la tradicional esquina de Córdoba y San Lorenzo -Rincón Musical- y encontraba cosas interesantes. Puedo escuchar un tema nacional o internacional que es lindo, pero cuando hago mi búsqueda para lo que quiero consumir en mi casa, desde el celular, o el auto, voy hacia otro lado, totalmente alternativo. Ahora con Internet, YouTube, hay cosas que uno puede encontrar, achica las brechas. Antes veía, tenía que mandar un correo, pedir un DVD afuera, hoy en día está todo al alcance de la mano”, confió.

Después del Cidade, “Música en imágenes” se mudó al Anfiteatro Griego, ubicado sobre avenida Corrientes. La pantalla gigante la proveía el Cine Móvil de la Subsecretaría de Cultura y el sonido, la Municipalidad de Posadas. La convocatoria era una vez al mes aunque podía variar. Martínez hacía una convocatoria por mail o alguna nota en el diario. “Era mi estrategia para que la gente se enterara”, recordó. Luego estuvo en el Paseo Bosetti hasta que “todo terminó”. Pasaron los años y surgió la idea de hacer lo mismo pero en televisión. Efectuó una propuesta a las autoridades de Canal 12, pero no prosperó. Con la llegada de la nueva gerencia artística de Multimedios, a cargo de Aurora Sierra, volvió a intentar y el proyecto recibió luz verde. Arrancó el programa finalizando el 2017.

“Paso jazz, grandes orquestas, algunos recitales de U2, Bruce Springsteen, Phil Collins, tengo en carpeta recitales de Rod Stewart, con base en los 80 y de antes también, siempre que suene lindo, que sea agradable. Algunos me escriben preguntando por qué paso música en inglés si estamos en Misiones. Pasen un chamamé, me sugieren. Pero justamente en eso se basa la oferta cultural de un medio. Tiene que haber para todos los gustos. Entiendo que a usted no le gusta, pero a otra persona sí”, expresó, al tiempo que admitió que “lo mío es cámara, edición además de mi pasión que es la fotografía”. Sostuvo que debe seleccionar música que entre por la vista y los oídos. Lo que ofrece en su mayoría, son recitales que fueron grabados en vivo.

El último fue uno de Alan Parsons, de la década del 80, que tuvo lugar en Medellín, Colombia. Aseguró que otra de las claves del programa es “no verlo como al pasar. Siempre digo que el televidente tiene que agarrarle la vuelta. Es para sentarse a disfrutar durante media hora. Si tiene un equipo de audio que lo puede conectar de la salida del televisor, del Led, y puede escuchar con mejor fidelidad, que lo haga. Es difícil estar en esos recitales, o que el artista venga al país, y si viene, que uno pueda ir. Entonces el programa es lo más cerca que le puede traer al televidente esa ‘sensación’ de haber estado en vivo. No hay plagio. Toda la música se ejecutó y se tocó en vivo”.
“Para mí es una satisfacción, y muchas veces me siento a mirarlo. Porque es distinto armar y verlo, que después sentarte y verlo terminado y sabiendo que está saliendo para toda la provincia. Quiero que oigan y disfruten de lo que están viendo”, sintetizó.