Piloto misionero sufrió un choque en San Juan

Hugo Stanganelli circulaba al mando de una Volkswagen Amarok cuando al llegar a un cruce de calles colisionó con otra camioneta. No hubo heridos graves.

12/07/2019 08:40

DESTROZOS. Las camionetas sufrieron graves daños tras el choque en una zona de escaso tránsito. (Foto: El Sol de San Juan)

El piloto misionero Hugo Stanganelli (58), sufrió un  siniestro vial al colisionar con otro vehículo en la provincia de San Juan. Viajaba en compañía de una mujer y dos menores. A pesar de los gravísimos daños, los ocupantes de ambos rodados resultaron con lesiones leves.

El hecho ocurrió en la mañana del miércoles, en una intersección de calles del departamento de Pocito, una zona suburbana de la capital.

El misionero circulaba a bordo de una Volkswagen Amarok y por causas que se tratan de establecer, al llegar a la zona de intersección de la calle 9 y Lemos, impactó con otra camioneta de la misma marca y modelo, en la cual iban dos sanjuaninos de 33 y 29 años.

A raíz del impacto, ambos vehículos quedaron al costado de la calzada con importantes daños materiales. Por la gran cantidad de daños, todo hacía presuponer que podía haber heridos graves y hasta víctimas fatales inclusive, pero por fortuna eso no fue así.

Al parecer habrían funcionado correctamente los airbags de las camionetas, minimizando el impacto para los ocupantes.

En principio los vecinos se acercaron a brindar ayuda y a los minutos llegó una ambulancia en la que fueron trasladados los heridos.

Cuatro de los involucrados, entre ellos un menor de 4 años, fueron trasladados al hospital Rawson de la capital provincial, a fin de evaluar si habían sufrido lesiones graves. En tanto una adolescente de 17 años fue llevada a un centro de menor complejidad, debido a que sólo presentaba contusiones leves.

Posteriormente se supo que los que habían quedado internados estaban fuera de peligro y fueron dados de alta.

Si bien peritos de criminalística de la Policía analizaban la causa del siniestro, manejaban la hipótesis de que al ser una zona muy poco transitada, confiado en la soledad del camino, al menos uno de los choferes probablemente circulaba a una velocidad elevada.

Horas después, en esa misma esquina colisionaron una Chevrolet S-10 con un camión brasileño. No hubo heridos graves.