Se define en Santo Pipó

La Picada arrancó con todo pero Sporting reaccionó en el complemento e igualó el marcador. Fue 2 a 2 en Villa Urquiza y el pase a la final de la Liga Posadeña se definirá en la cancha del 'Albirrojo'.

08/07/2019 11:22

La Picada no pudo jugar en su casa por la caída del muro perimetral, y debió hacer de local en la cancha de Brown

Con una muestra de carácter y unos retoques en el equipo, Sporting de Santo Pipó rescató un gran empate de 2 a 2 ante La Picada, que tuvo todo para liquidar pero que se durmió en la segunda mitad.

En un partido disputado en cancha de Brown, posadeños y pipoceños brindaron un entretenido juego que terminó en un paridad que le sentó bien al partido, teniendo en cuenta el trámite del mismo donde los equipos se turnaron para dominar las acciones.

En el inicio la visita trató de tomar control del balón, pero se topó ante un conjunto local bien parado que encontró su primera alegría a los 20 minutos cuando Carlos Ayala tomó un balón y de media distancia sacó un violento remate que se clavó en el ángulo para adelantar al Tren del Oeste.

Luego del tanto, el Albirrojo pudo descontar a través de Norberto Millán con un tiro que se perdió por encima del travesaño, pero La Picada golpeó nuevamente a los 26 minutos. Esta vez fue Francisco Doval el que marcó luego de un centro de Luis Buera para el 2 a 0.

En el complemento la historia no fue la misma ya que el entrenador Diego Millán corrigió el equipo con algunas modificaciones. Metió a Billordo y Alegre y además realizó unos cambios posicionales.

A partir de ese momento comenzó otro partido y a los 4 minutos Sporting tuvo una gran situación para descontar y no la desaprovechó. Tras una mano en el área el árbitro Franco Rioja no dudó en cobrar penal y Enzo Bruno con un fuerte disparo arrimó las cifras.

No conforme con el descuento, la visita se animó a más pero siempre chocó con la resistencia de La Picada, que fue puro esfuerzo pero que careció de profundidad.

Sin embargo, a los 16 minutos, Sporting sacó el máximo rédito a una de los pocas veces que encontró mal parado a los dueños de casa y en un contragolpe estampó el 2 a 2. Esta vez fue Junior Alegre el que tocó a la red para desatar el festejo del actual tricampeón.

Esta igualdad deja la llave abierta y todo se definirá en el segundo duelo, que se llevará a cabo el próximo fin de semana en Santo Pipó.