Condenaron a 14 años de prisión a un hombre que abusó de su hijastra

Antes de llegar al banquillo solicitó un juicio abreviado al Tribunal Penal 1 de Oberá. El acusado de 64 años se domiciliaba en la localidad de Guaraní. Lo denunciaron en 2017 y reconoció que comenzó a someter a la niña desde que ella tenía ocho.

04/07/2019 21:36

Un hombre de 64 años se reconoció culpable de haber abusado de una menor durante al menos ocho años y terminó condenado por la Justicia. Se trata de un caso que generó revuelo en la localidad de Guaraní, dado que el responsable era una persona reconocida públicamente.

El caso tomó estado público el 18 de junio de 2017, cuando la tía de una adolescente se presentó en la Comisaría de la Mujer a denunciar el hecho. En los detalles del caso, la mujer indicó que había visto de muy mal de ánimo a su sobrina y en base a la relación de confianza que tenía con ella logró que le contara lo que le pasaba.

La chica reveló un trasfondo de abuso sexual del que era víctima desde hacía años. Los episodios ocurrían en la vivienda en la que vivía con su madre, un hermano y su padrastro. Este hombre había comenzado la relación con la mujer desde que ella era muy pequeña. Según le reveló la víctima a su tía, cuando aproximadamente ella había cumplido ocho años, su padrastro había comenzado a tocarla en sus partes íntimas. Tiempo después, este “abuso sexual simple”, tal como lo estipula el Código Penal Argentino, pasó a “abuso sexual con acceso carnal”. Siempre valiéndose de la inocencia de la niña y en base a amenazas de todo tipo, el padrastro violó a la menor durante años. La madre nunca llegó a enterarse dado que fue un secreto guardado entre el miedo y la vergüenza por la víctima.

Cuando ella cumplió los 16 años y en base a las sospechas que tenía su tía acerca de lo que sucedía en la vivienda cuando su hermana y su otro sobrino no estaban, todo pudo salir a la luz.

Apenas fue radicada la denuncia el caso fue informado al Juzgado de Instrucción 2, desde donde se ordenó la detención del sospechoso.

Con el correr de los días la Justicia ordenó las pericias pertinentes y tomaron declaración testimonial a la tía y a la madre de la víctima. La investigación dio por cierta la denuncia contra el hombre, por lo cual el hecho fue elevado a juicio, para que el Tribunal Penal de Oberá llevara ante el estrado al sospechoso.

En las últimas semanas estaba previsto que comenzara el debate, pero éste finalmente fue suspendido, dado que fue informado que tanto la defensa del imputado como el fiscal ante el tribunal habían llegado a un acuerdo. El responsable solicitó un juicio abreviado, dado que se reconocía como el autor de los hechos denunciados, como así también la calificación penal y la condena que le cabría por el delito de abuso sexual.

Este acuerdo entre las partes fue presentado ante los magistrados Francisco Aguirre, Lilia Avendaño y José Pablo Rivero, quienes analizaron la requisitoria.

Finalmente aceptaron el acuerdo y resolvieron condenar al acusado por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo”, a una pena de 14 años de prisión.

Amenazas

El condenado (sobre quien se preserva el nombre para no revictimizar a la adolescente), logró su cometido primero valiéndose de la inocencia de la niña mediante engaños, y posteriormente bajo amenazas.

Encuadre legal 

El artículo 119 del Código Penal. señala: “Será reprimido con reclusión o prisión… el que abusare sexualmente de una persona cuando ésta fuera menor de trece (13) años o cuando mediare violencia, amenaza, abuso coactivo o intimidatorio de una relación de dependencia, de autoridad, o de poder, o aprovechándose de que la víctima por cualquier causa no haya podido consentir libremente la acción.

La pena será de ocho (8) a veinte (20) años de reclusión o prisión si: f)El hecho fuere cometido contra un menor de dieciocho (18) años, aprovechando la situación de convivencia preexistente con el mismo.