Alarma por obstáculos con piedras en el By Pass para cometer robos

Ocurrió en la madrugada de ayer en la ruta nacional 12, entre el Arco y la ex-Garita. Conductores de automóviles y motos se toparon con los montículos en esta zona. En las inmediaciones, la Policía detuvo a un sospechoso de colocar los elementos.

01/07/2019 11:40

Al menos dos automóviles resultaron con serios daños y por fortuna no hubo heridos, luego que personas desaprensivas “minaran” con piedras de gran tamaño la ruta 12 en el sector del By Pass (Arco-Garita). El hecho ocurrió en la madrugada del domingo y por fortuna la situación no fue más grave, en el sentido de que no habría habido ningún motociclista que haya despistado a causa de las piedras.

A las 3.20, un llamado al 911 alertó de la situación que ocurría en ese tramo de la ruta 12, el cual no posee iluminación. Al llegar a la zona una patrulla de la Comisaría Décimo Quinta UR-X, notó que en ambas manos se encontraban piedras de gran tamaño, algunas de las cuales ya mostraban signos de haber sido golpeadas por vehículos.

Seguidamente procedieron a señalizar la zona para despejar el camino. Al mismo tiempo, los efectivos procedieron a realizar un rastrillaje por la zona, en busca del autor del hecho. En las inmediaciones divisaron a una persona que se encontraba oculta en un eucaliptal lindante con el tramo de ruta. Al notar la presencia policial, intentó darse a la fuga, pero terminó apresado. El sospechoso, de 30 años, tenía como domicilio el barrio San Isidro y argumentó que estaba “cazando” en el lugar.

En tanto, los otros integrantes de la patrulla se acercaron a una Peugeot Partner que se encontraba estacionada metros más adelante de donde estaban las piedras. El conductor relató que se encontró de golpe con los cascotes y, si bien intentó esquivarlos, la cantidad que había impidió que lograra pasar sin que sufriera algún daño. Efectivamente, tenía abolladuras en llantas y cortes en las cubiertas.

Los policías notaron que más adelante había más obstáculos, por lo que continuaron quitando los elementos de la cinta asfáltica y dialogaron con otro conductor que tenía su vehículo detenido en las inmediaciones, con evidencias de haber sufrido el mismo percance que el anterior. El chofer, un joven de 26 años domiciliado en el barrio Los Álamos, indico que no pudo esquivar las piedras y su Ford Escort sufrió la rotura del cárter y del compresor del aire acondicionado.

Finalmente fue convocada la División Criminalística, para que tomara fotografías y realizara las pericias pertinentes en el lugar. Los damnificados realizaron las denuncias pertinentes por los daños ocurridos.