Atrapan a una mujer que explotaba sexualmente a sus cinco hijos

Las víctimas son tres niñas y dos varones, cuyas edades oscilan entre los tres y los doce años. Tras poco más de cuatro meses de búsqueda la hallaron en una zona de asentamiento en el barrio Ñu Porá de Garupá. El actual concubino de la sospechosa también fue detenido.

22/06/2019 08:16

A INDAGATORIA. El juez Marcelo Cardozo solicitó el traslado de los sospechosos para el próximo lunes por los delitos de “corrupción de menores” y “abuso sexual”. Imagen ilustrativa

Con mujeres valientes se escribe la historia, incluso la que comprende relatos que nunca trascienden. Este caso incluye el coraje de una vecina del barrio Don Santiago de Garupá, que en febrero de este año rompió el silencio que cubría el dolor de cinco menores entre los 12 y 3 años, que eran ofrecidos para la explotación sexual. O con mayor crudeza: denunció a una madre que entregaba a sus niños para que, a cambio de dinero, abusaran reiteradamente de ellos.

El caso comenzó a ser investigado por el juez de Instrucción 1, Marcelo Cardozo, pero la sospechosa logró escapar con las víctimas y esconderse durante poco más de cuatro meses en diversos sectores y asentamientos de la zona sur de Posadas y barrios de Garupá, entre ellos el complejo habitacional A4.

La labor contó con la participación de la división Trata de Personas de la Dirección de Investigaciones de la Policía provincial. El seguimiento fue arduo y cada “mudanza” de la sospechosa de 29 años, la buscaron en al menos cuatro barrios, generó preocupación porque la integridad de los niños corría peligro.

Según la denuncia, los menores eran entregados por dinero durante la noche para que abusaran sexualmente de ellos. Arribaban hombres a una zona precaria del barrio Don Santiago y por poco dinero la acusada los habría forzado a ser ultrajados.

De acuerdo a fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN, al menos la niña de doce años y un varón de nueve, fueron abusados a cambio de billetes.

Pero las sospechas apuntan a que los tres más chicos, dos nenas de ocho y tres años y un varón de cinco, también habría sufrido lo mismo, incluso en los barrios donde se mudaron.

Durante la tarde de este viernes, cuando efectivos de la comisaría de Garupá se sumaron al procedimiento de las divisiones Trata y Personas con desconocido, bajo las órdenes emitidas por el juez Cardozo, allanaron una vivienda de calle Las Azaleas, entre Tierra Roja y Cataratas del Iguazú, en el barrio Ñu Porá.

Allí concretaron la detención de la madre de las víctimas y de un hombre de 39 años, quien intentó desligarse de toda responsabilidad, pero dos de los menores le suplicaron auxilio a los uniformados y les confiaron que la actual pareja de su progenitora les “hacía cosas feas”. Se infirió la presunción de abuso sexual y se lo detuvo.

En el inmueble se encontraron ocho mil pesos en efectivo que no pudieron explicar los detenidos de dónde los obtuvieron. La mujer quedó detenida bajo la imputación provisoria de “corrupción de menores agravada”. Su pareja por “abuso sexual”.

 

Bajo custodia

Los cinco hermanos fueron puestos a cuidado de profesionales en dos centros de guarda uno en Parada Leis y el restante en Posadas, bajo el amparo de la defensora de Menores, Miriam Elzabet Guidek.

El lunes los detenidos serán llevados a indagatoria ante el magistrado nombrado, mientras solicitan las pericias y medidas pertinentes para las testimoniales de las víctimas, se descarta que serán a través de Cámara Gesell.

 

Encuadre legal

Según el artículo 125 del Código penal Argentino, “el que promoviere o facilitare la corrupción de menores de dieciocho años, aunque mediare el consentimiento de la víctima será reprimido con reclusión o prisión de tres a diez años. La pena será de seis a 15 años de reclusión o prisión cuando la víctima fuera menor de 13”.

En tanto “cualquiera que fuese la edad de la víctima, la pena será de reclusión o prisión de 10 a 15 años, cuando mediare engaño, violencia, amenaza, abuso de autoridad o cualquier otro medio de intimidación o coerción, como también si el autor fuera ascendiente, cónyuge, hermano, tutor o persona conviviente o encargada de su educación o guarda”.