Nada que reprochar

Tras la derrota en Salta, los hinchas recibieron con fiesta al plantel a última hora del lunes. El pedido fue unánime para que los futbolistas continúen en el club. La Franja deberá enfocarse en el torneo local.

19/06/2019 09:42

  • guarani
  • guarani1
  • guarani2

Cerca de la medianoche del lunes, Villa Sarita volvió a vibrar al grito de “¡Guaraní! ¡Guaraní!”. Es que a esa hora, el micro que fue a buscar al plantel franjeado hasta el aeropuerto de Iguazú se metió en el barrio donde cientos de hinchas esperaban al equipo subcampeón del Regional Federal Amateur, frente a la entrada del club, que venía de caer en la final frente a Central Norte de Salta por 1-0, el domingo pasado, pero que dejó el alma en la cancha.

Los hinchas, de corazón, decidieron darle un buen recibimiento contradiciendo eso que “del segundo nadie se acuerda”.

Familiares, amigos y simpatizantes se fundieron en un solo pedido para los jugadores: “que se queden todos”. Es que la Franja, con mayoría de misioneros en sus filas, dejó en claro que la honestidad dentro del terreno de juego no se negocia.

En un ambiente sospechado por la honorabilidad de árbitros y dirigentes del Consejo Federal, Guaraní siempre utilizó la única herramienta con la que contaba: la futbolística. El soberano, o sea el público, entendió que se puede perder, claro que sí, pero sin traicionar ese precepto fundamental que es el juego.

El despojo del que fue objeto por parte del árbitro correntino Sergio Pérez, en complicidad con uno de sus asistentes, en Posadas, cuando ambos convalidaron el gol del chaqueño Diego Núñez en off side, terminó siendo vital para que el Cuervo salteño logre el ascenso al Federal A.

¿Qué pasará ahora? Habrá que esperar qué decisión toma el Consejo Federal sobre la chance que los elencos que llegaron a las finales y perdieron jueguen un cuadrangular para completar el lote de equipos del Federal A, aunque todo seguía hasta ayer está en el terreno de las hipótesis.

Lo cierto y real es que los jugadores que están a préstamo deberían volver a sus equipos. Si no hay invitación, Guaraní se verá obligado a ganar el torneo de la Liga Posadeña y esperar hasta el año próximo para volver a jugar el Regional, más allá de que otro de los rumores que circulan por estas horas apunta a que los finalistas del certamen que culminó el domingo tendrían asegurado su lugar en el Regional 2020.

En Guaraní habrá elecciones próximamente. El gran interrogante es saber si Patricio Vedoya, actual mandatario, seguirá al frente del club. Es que la llegada de otro presidente podría provocar la elección de otro entrenador y otros futbolistas. Habrá que esperar.

 

Todas las fichas al torneo de la Liga

Los rumores sobre invitaciones o un hipotético cuadrangular entre los elencos que perdieron las finales del Regional por el ascenso al Federal A, comenzaron a correr ni bien se disputaron las tres finales del certamen, pero ninguno de ellos con el asidero suficiente como para ser tomado en serio. Lo único real en el futuro de Guaraní es el torneo Apertura de la Liga Posadeña, donde accedió a los cuartos de final, instancia en la que enfrentará a Sporting.

Así como están dadas las cosas, Guaraní debería ser campeón o subcampeón para alcanzar un lugar en la próxima edición del Torneo Regional, ya que no hay corrimientos.

Sobre el plantel, la mayoría estaba a préstamo para el Regional y ahora deberían volver a sus clubes de origen. Los únicos futbolistas que están en condiciones de jugar la etapa definitoria, según el reglamento, son los que actuaron en al menos un partido de la etapa clasificatoria o bien los jugadores pertenecientes al club.

Los otros estarían impedidos de hacerlo.