Desde Misiones advierten la necesidad de más inversiones en redes de alta tensión

El ministro provincial de Energía, Sergio Lanziani, indicó que “hace mucho tiempo la Argentina necesita invertir en redes de 500 kilovoltios". Aicheler, presidente de EMSA, apuntó a “mejorar la interconexión”.

18/06/2019 09:25

Tras el apagón que afectó al país el pasado domingo, debido a “una falla en el Sistema Eléctrico Interconectado Nacional” aún desconocida, desde Misiones salieron ayer a advertir sobre la necesidad de realizar más inversiones en las redes de alta tensión. “Sostenemos, desde hace mucho tiempo, que Argentina necesita invertir en redes de 500 kilovoltios. Desde 2011 prácticamente no se realizan inversiones importantes”, manifestó a PRIMERA EDICIÓN, el ministro de Energía de la provincia, Sergio Lanziani.

En este sentido, comentó que desde ese año “están pendientes ocho obras previstas para extender la red de alta tensión en el país, que son impostergables, y nosotros los misioneros logramos que la novena sea la prolongación de la red de 500 Kv desde de la Estación San Isidro hasta Fracrán, en Misiones, por la traza de la divisoria de aguas”.

Tenemos que asegurar nuestras fuentes eléctricas a 20 años y con el sistema que tenemos no vamos a poder sostener el crecimiento de la demanda. Esto es jurisdicción federal, pero nosotros hicimos el proyecto para concretar la obra mediante el sistema de Participación Publica Privada (PPP) y este ingresó junto a ocho proyectos más, pero al final ninguno se concretó”, contó Lanziani.

Advirtió que “es imposible predecir si habrá otros cortes de energía similares al del domingo, porque el sistema opera de forma automática”, aunque consideró que “está claro que Argentina tendrá cada vez mayores problemas de infraestructura”.

Lo primero que debe hacer el próximo presidente de la Nación, criterio compartido por varios especialistas, es armar un plan federal de infraestructura eléctrica que resuelva a 10 o 20 años la seguridad del sistema. No se puede iniciar un ciclo de crecimiento de la economía argentina si no aseguramos la columna vertebral de la infraestructura eléctrica”, sostuvo.

 

Autoabastecimiento

Desde Energía de Misiones informaron que la provincia mantuvo un servicio gradual durante el apagón nacional del pasado domingo, “gracias a la generación propia que posee la empresa”.

El presidente de la entidad, Guillermo Aicheler, señaló a este Diario que “ya hubo dos experiencias de cortes de energía en la red de 500 kilovatios” debido a problemas en Yacyretá, aunque apuntó que “en esta ocasión fue un apagón general. Nosotros tenemos la Central Hidroeléctrica Urugua-í a pleno funcionamiento, que sumado a los aportes de ANDE (Administración Nacional de Electricidad de Paraguay), generaron cerca de 200 MW y posibilitó que gran parte de la Zona Norte tuviese energía”.

No obstante, indicó que en la Zona Sur de Misiones hicieron trabajar todos los equipos de las centrales térmicas ubicadas en Aristóbulo del Valle, Oberá y Alem para poder abastecer con energía a los usuarios. “Esto permitió que pudiésemos recuperar el servicio en gran parte de la provincia a media mañana”, expresó Aicheler.

Sin embargo, aclaró que “se hicieron cortes rotativos”, debido a que las reservas “no eran suficientes”. Y enfatizó que “debemos seguir trabajando para tener mayor cantidad de energía, aunque la solución de la problemática en la interconexión sería lo mejor”.

 

El apagón

El domingo todo el país sufrió un masivo apagón que duró varias horas. También se vieron afectados algunas localidades de Chile, Uruguay y parte de Brasil. Según trascendidos que se atribuyen a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA), “el sistema interconectado está operando, desde el 18 de abril del corriente, con una línea de 500 kilovoltios en Colonia Elía (Entre Ríos)-Nueva Campana (provincia de Buenos Aires) fuera de servicio por la reubicación de una torre en el cruce del río Paraná Guazú. Esta línea es una de las que lleva energía desde las centrales de Yacyretá y Salto Grande, hacia Buenos Aires”.
Sobre el apagón, manifestaron que, a las 7:06 del domingo 16 de junio, “se produjo un cortocircuito en la línea de 500 kilovoltios Colonia Elía-Belgrano, paralela a la citada”.

Simultáneamente, y por causas que se están investigando, “se desenganchó la línea de 500 KV Mercedes-Colonia Elía”. “Si bien, estando la línea Colonia Elía-Nueva Campana indisponible, el sistema está preparado para soportar el desenganche de otra línea de 500 kilovoltios, en este caso desengancharon dos líneas simultáneamente. Este debilitamiento anormal de la red de transmisión posiblemente desestabilizó las centrales de Yacyretá y Salto Grande y se perdieron sus aportes (alrededor de 3.700 MW)”, argumentaron. “El sistema está preparado para despejar automáticamente una demanda similar a la generación perdida y restablecer casi instantáneamente el equilibrio”, agregaron.

Aparentemente, en ese proceso transitorio, desengancharon otros generadores adicionales y todo el sistema quedó con un déficit de generación tal que lo llevó al colapso”, se informó. Luego ocurrió algo que “no debía pasar” y “comenzaron a salir de servicio varias usinas generadoras como las hidroeléctricas Yacyretá, Salto Grande y el Complejo del Sur (Chocón). Además la Central Nuclear de Embalse en Córdoba y varias usinas térmicas. El colapso se propagó a casi toda Argentina y países vecinos interconectados”, culminaba la gacetilla.