El plan “Junio 0 km” que lanzó Macri suma a los autos importados

La medida que intenta impulsar al complicado sector beneficia a la marca Chery, donde el Grupo Socma, de la familia presidencial, es representante exclusivo de la automotriz china en el país.

11/06/2019 10:01

El presidente Mauricio Macri se reunió en China en 2017 con Anning Chen, CEO de Chery Automobiles.

Automóviles importados se sumarán a los más de 300 modelos y versiones que se pueden adquirir a través del plan “Junio 0 km”, informó este martes el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación.

Con esta medida promovemos el aumento de las operaciones, dinamizando un sector que había sufrido una merma en sus ventas durante los últimos meses”, indicó el secretario de Industria, Fernando Grasso.

En un comunicado, el funcionario destacó que “durante los primeros días del programa, aumentaron las consultas y operaciones en los concesionarios”.

Una vez que las empresas importadoras especifiquen los automóviles livianos alcanzados por la ampliación de la medida, se podrán adquirir en todos los concesionarios oficiales del país.

Por su parte, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires avanzó este lunes la eximición del cobro del Impuesto de Sellos a los patentamientos iguales o menores a $750.000 dentro del programa; y en los próximos días la provincia de Buenos Aires implementará una medida similar.

Además, se invitó al resto de las provincias a promover la quita del impuesto, que implica entre un 2,5% y 3% del valor del 0 km.

Ricardo Salomé, presidente de la Acara, recordó que “durante el fin de semana dijimos que el plan ‘Junio 0 km’ significó un cambio de tendencia importante para el sector, básicamente con la vuelta del público a los salones y un aluvión de consultas por Internet, lo cual ya está impactando en el promedio diario de patentamientos”.

“La novedad de que más modelos van a ser parte de este estímulo va a profundizar el proceso de reactivación; son propuestas que acercamos, ideas que las autoridades generosamente analizaron y que hoy ya nos hacen estar esperanzados con un segundo semestre distinto, creciendo”, dijo Salomé en un comunicado de prensa.

El martes pasado el presidente Mauricio Macri anunció la implementación del plan Junio 0 km, que promoverá hasta fin de mes la venta de autos con descuentos de $50.000 para los que cuestan hasta $750.000, y de $90.000 para aquellos cuyo precio sea superior, además de otras medidas impositivas.

A través de su cuenta oficial de Twitter, el Presidente destacó que el proyecto impulsado por su administración, consensuado con la Asociación de Fabricantes de Automóviles (Adefa), “nos va a permitir abaratar los costos de la producción local e impulsar las ventas en el mercado interno“.

A los descuentos acordados por el plan, las automotrices decidieron sumar sus propias bonificaciones, muchas de las cuales se podían obtener en los últimos meses en las concesionarias, pero ahora se formalizan en los nuevos precios de lista.

Las bonificaciones se aplicarán exclusivamente a las operaciones de venta de contado o financiadas mediante créditos prendarios; no regirá para los automóviles adjudicados por planes de ahorro previo o de alta gama.

Por su parte, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires presentó este lunes en la Legislatura local un proyecto de ley que contempla la eximición del pago del 3% del Impuesto a los Sellos sobre el valor de automóviles cero kilómetro cuyo precio sea inferior a los $750.000, que se efectúen en julio, agosto y septiembre próximos.

“En aras de promover el desenvolvimiento de la industria automotriz y multiplicar el efecto que ésta posee sobre actividades económicas vinculadas, se propicia el presente proyecto de ley”, indica la iniciativa firmada por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta; y su ministro de Economía, Martín Mura.

Según pudo saber Télam, este martes saldría en el Boletín Oficial de la Ciudad la resolución de la AGIP con la eximición, y se espera que el proyecto enviado a la Legislatura sea aprobado el jueves.

El presidente Mauricio Macri se reunió en China en 2017 con Anning Chen, CEO de Chery Automobiles.

En beneficio propio
Mauricio Macri se reunió el 16 de mayo de 2017 en China con el CEO de Chery, Anning Chen. El ejecutivo le anunció entonces al presidente su intención de que la marca china aumente un 20% las ventas en Argentina. La particularidad es que en el país el representante oficial de la automotriz es Socma, grupo controlado por la familia Macri.

Chery es la empresa automotriz que Franco Macri quiso traer al país la década pasada y que tiene en Argentina al Grupo Socma, de la familia presidencial, como su representante exclusivo para la importación de sus vehículos.

Cuando Chery llegó al país en 2008 lo hizo con su modelo Tiggo, una camioneta tipo Ford EcoSport que recibió sucesivas actualizaciones hasta hoy.

Fuente: Telam