Desfile, juegos y chocolate con torta frita para festejar el cumpleaños del Ejército

La ceremonia se desarrolló frente a la Cascada de la costanera capitalina, donde además se desplegó ante el público una muestra de materiales militares y los niños pudieron disfrutar de divertidas actividades.

30/05/2019 10:27

La “Plaza Seca” de la zona de la Cascada, en la avenida costanera capitalina, fue escenario este miércoles por la mañana del tradicional desfile por el aniversario del Ejército Argentino (que cumplía 209 años), acompañado -como viene siendo habitual en las últimas citas- por una jornada de “puertas abiertas” donde la fuerza exhibió parte del recurso material con el que cuenta y, además, invitó a los más pequeños a disfrutar de juegos y pruebas de destreza como superar una gymkana, lanzarse por una tirolesa o caminar entre cuerdas, todo ello bajo estrictas medidas de seguridad y la atenta mirada no sólo de sus padres, sino también de efectivos militares.

Más de una decena de vehículos de guerra, embarcaciones, sofisticados equipos de comunicación, armamento, las últimas novedades tecnológicas, tiendas de campaña, equipamiento sanitario y de abastecimiento, entre otros elementos, se desplegaron alrededor de toda la Plaza Seca, donde los más pequeños pudieron también sacarse fotos con soldados con sus uniformes de montaraz (con su correspondiente camuflaje) y los jóvenes accedieron a producciones audiovisuales enfocados en generar interés por sumarse a las filas del Ejército.

También se hizo oír en diversos momentos la banda de música del Regimiento de Infantería de Monte 9, con asiento en San Javier.

Las actividades se desarrollaron desde primera hora de la mañana hasta aproximadamente las 18, pero la principal atracción fue, pasado el mediodía, el servicio del tradicional chocolate con tortas fritas y dulce, ante el cual se formaron largas filas de grandes y pequeños al término del desfile.

No faltaron tampoco -aunque ya ajenos al Ejército- los carritos de particulares que se instalaron en el lugar ofreciendo caburé, hamburguesas, globos y golosinas.

La ceremonia oficial comenzó pasadas las 11, con presencia de todas las fuerzas policiales y de seguridad con asiento en Posadas pero sin funcionarios civiles, del orden provincial o municipal.

Durante su alocución, el coronel Aldo Daniel Ferrari, comandante de la Brigada de Monte XII, recordó que, en los albores del siglo XIX, “nuestro Ejército nació por la voluntad y la decisión de los hombres y mujeres de nuestro pueblo de vivir en un país libre e independiente”, y reafirmó su “compromiso con la Nación, con la firme decisión de aportar nuestras capacidades para contribuir a la defensa de nuestra Patria, protegiendo su independencia y soberanía, la capacidad de autodeterminación, la integridad territorial, los recursos naturales y los bienes, la vida y la libertad de sus habitantes”.

“Esto se traduce en el deber que tenemos para prepararnos para la guerra y de ese modo asegurar la paz, ese acervo, ese patrimonio intangible sin el cual ninguna sociedad puede sobrevivir, ese bien supremo cuya carencia hace imposible construir una Nación ni ejecutar su destino”, sentenció.

Al respecto, recordó al general José de San Martín, “arquetipo y molde del militar argentino, quien define un conjunto de virtudes que nos identifican: la lealtad, el honor, la abnegación, el coraje, la disciplina y la templanza”.

Respecto a la Brigada de Monte XII, rememoró que “el 17 de mayo de 1939 desembarcó en el puerto de esta ciudad (por Posadas) como Tercer Batallón del Regimiento de Infantería 9” y aseguró que “esta gran unidad de combate tiene como principal pilar a sus hombres y mujeres comprometidos con su misión, dispuestos a entregar subir más preciado que la vida si fuera necesario”.

Ferrari envió “un especial reconocimiento” al personal civil que se desempeña en la fuerza y un emotivo recuerdo “de los hombres y mujeres de esta Brigada que cayeron en el cumplimiento de su deber -muchos de ellos nacidos en esta Tierra Colorada, como el teniente primero post mortem Roberto Estévez- y a nuestros veteranos de guerra de Malvinas, cuya entrega debe ser guía y ejemplo de nuestro accionar”.

El comandante enumeró también algunos de los “principales desafíos” que tiene su Brigada durante ese año, entre ellos la ejecución de un ejercicio combinado “Guaraní”, en conjunto con el Ejército brasileño; y un ejercicio de protección civil que “tiene como propósito interactuar con las agencias municipales y provinciales, fuerzas de seguridad y policiales, organizaciones no gubernamentales y otras agencias que entiendan sobre esta temática y faciliten nuestra actividad en beneficio de nuestros ciudadanos”; sin olvidar la habitual misión de “darle seguridad a las elecciones nacionales” a partir de agosto.

El acto se cerró con el desfile sobre la costanera, donde representantes del Liceo Storni, la Fuerza Aérea, Prefectura, Policía de Seguridad Aeroportuaria, Policía Federal, Servicios Penitenciarios Federal y Provincial, Policía de Misiones y veteranos de guerra marcharon junto a los efectivos del Ejército.