Proa al éxito

La ciudad estadounidense de Knoxville, en Tennessee, es sede del mayor fabricante mundial de embarcaciones de recreo del mundo. Hablamos de The Brunswick Boat Group, que tiene facturaciones multimillonarias y llegada a casi todo el mundo con sus productos.

23/05/2019 12:17

Como toda corporación, no maneja una sola marca, sino varias, algunas muy conocidas para los argentinos, como las siempre deseadas lanchas Quicksilver, que se caracterizan por su comodidad y excelente terminación.

A las Quicksilver debemos sumar Sea Ray, Bayliner y Meridian. En Europa es líder del mercado, donde suma las marcas Uttern y Valiant. En Nueva Zelanda, la oferta se completa con los barcos Rayglass.

El grupo empresarial nació en el año 2000 y actualmente cuenta con más de 4400 empleados. La histórica Corporación Brunswick decidió crear Boat Group (BBG) para administrar las casi 45 marcas de embarcaciones que la compañía producía, a lo cual debe sumarse una fábrica de motores fuera de borda.

En la Argentina los productos Quicksilver eran fabricados por la empresa Marine Sur, que se incendió misteriosamente a principios del año pasado, en momentos que sus propietarios pasaban por una complicada situación económica.

Esa firma había adquirido las instalaciones de la Náutica Propeller, en Camapana, en 2000, para empezar a construir las embarcaciones Quicksilver, Mariner Boats, Acquamarine y Westport, éstas últimas preparadas para el trabajo.

La devaluación del peso en los últimos meses hizo que el precio de estas embarcaciones se disparara y hoy día es casi inalcanzable para el argentino promedio. Esto hizo que también se revaluaran las existentes en el mercado de las usadas.