Paro y movilización en defensa de la universidad pública, la ciencia y el salario

Docentes, No Docentes y estudiantes de las distintas facultades de Posadas marcharon hasta la plaza 9 de Julio en un reclamo conjunto.

16/05/2019 22:26

El paro y la marcha respondieron a un llamado, a nivel nacional, para “plantar cara” frente al recorte en el presupuesto universitario en general y las paritarias docentes, en vista de que el Gobierno nacional ofreció un 15% de aumento en cuatro cuotas hasta octubre.

Por su parte, el alumnado sumó sus propias reivindicaciones a la lucha. “Salimos a defender nuestro comedor y a luchar para que todas las facultades puedan acceder a la comida, el acceso a los albergues y el boleto estudiantil gratuito”, fueron los comentarios más recurrentes formulados por los alumnos.

Salarios dignos, condiciones dignas, educación de calidad y desarrollo de la ciencia, fueron, en tanto, algunas de las motivaciones que llevaron a las calles, tanto a Docentes como a No Docentes.

Recortan y limitan

“Las razones por las cuales nos seguimos movilizando son las políticas impulsadas por el actual Gobierno nacional. La lucha comenzó a partir de los fuertes recortes que se están practicando al sector universitario, que limitan la capacidad de las universidades para poder responder al cumplimiento de sus tres funciones: el desarrollo de la formación profesional, la investigación y la extensión”, fueron las palabras del docente Miguel Franco, profesor del área pedagógica en los profesorados de Historia, Letras, Económicas y Portugués.

“Estamos frente a una situación que percibimos como un embate a la educación pública. Estamos siendo afectados y limitados en nuestra capacidad formadora en la actividad prioritaria que es la generación del conocimiento”, insistió el docente.

Los recortes salariales que sufrimos se traducen por vía de los aumentos aplicados a partir de los índices inflacionarios. Desde diciembre de 2015 al día de hoy tenemos un recorte, producto de desajustes con el proceso inflacionario, del 62% de nuestro poder adquisitivo”, contó.

Franco también indicó que “no son bonificables ni remunerativas, es decir que no sirven como unidad de cálculo para mejorar los salarios ni tampoco impactan en el mejoramiento de los haberes de los jubilados”.

“En ese sentido se está provocando una crisis en el sistema previsional porque hay una sobresaturación y también una crisis en las obras sociales”, enfatizó.

Lucha estudiantil

El año pasado ya se habían percibido algunas dificultades con el presupuesto para el servicio de comedor y desde la UNaM se debió reasignar parte de los recursos para sostener la comida de sus becados.

Los fondos actuales y los retrasos en el envío de partidas para gastos de mantenimiento vuelven a poner en vilo al estudiantado.

“Hay tres puntuales que nos gustaría recalcar: la situación de los albergados y de los albergues en general, los cuales no dan abasto para contener la demanda estudiantil.El boleto estudiantil gratuito, que es una conquista que se logró desde el movimiento estudiantil, pero su funcionamiento todavía tiene severas falencias, y todos los años tenemos que pelear al comienzo del año para que implemente en el inicio de nuestra actividad áulica, en las mesas de examen, y en los recesos, ya que en esos momentos limitan nuestro acceso pleno a ese derecho”, dijo Victoria Wirich desde la organización estudiantil Carlos Tereschuk .

Vinimos a defender el acceso al comedor. En Humanidades contamos con el acceso gratuito para todo el estudiantado, pero sabemos que hoy el presupuesto no está alcanzando para sostener la demanda. Nos parece que el acceso universal a la comida es algo que no puede entrar en discusión”, reclamó.

Reivindicación a la lucha

Si bien la convocatoria a nivel nacional tiene su origen por el presupuesto universitario en general y las paritarias docentes, los No Docente sumaron sus propias reivindicaciones a la lucha. Puntualmente durante la marcha, los trabajadores administrativos se expresaron de forma más visible, ganando las calles.

Sandra Rivis, quien se desempeña en la Facultad de Humanidades se refirió a la difícil situación que atraviesan los trabajadores de su sector de quienes dijo “no es frecuente que nos vean movilizados en las calles, pero hemos decidido acatar la movilización convocada por nuestro gremio porque la situación de los trabajadores ya es insostenible”, aseguró.