Divergencias entre los peritos de la tragedia del vuelo de Austral

Uno de los peritos oficiales está a favor del informe final del accidente de la Ciada; mientras que otra pericia apunta a un error humano.

14/05/2019 21:55

Los peritos argentinos volvieron a descartar, durante la quinta audiencia del juicio por la caída del avión de la línea aérea Austral en la localidad uruguaya de Fray Bentos en 1997, que la causa haya sido el “congelamiento del tubo de Pitot” (sensor de velocidad), hipótesis principal de la pericia oficial realizada por las autoridades del vecino país, y la mayoría sostiene que se trató de un error humano.

Como en la jornada anterior, se vio muy visible la posición de los 10 peritos que a pedido del Tribunal Oral Federal (TOF) 5 tuvieron la tarea de aclarar las divergencias que existen entre el informe del accidente realizado la Comisión Investigadora de Accidentes de Aviación de Uruguay (Ciada) y el anexo que se incorporó realizado por la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil de Argentina (Jiacc).

Ante las preguntas de la fiscalía, quedó claro que uno de los peritos oficiales, Carlos Lupiañez, está a favor del informe final del accidente de la Ciada, y que la otra perito oficial, Silvina De Ceglia, apunta a un error humano, moción a la que se le suman dos peritos que puso el fiscal y seis que intervienen por las defensas.

Sin embargo, el informe presentado por ese organismo fue avalado hace 22 años por la Organización de Aviación Civil Internacional (Oaci) y la National Transportation Safety Board (Ntsb) de Estados Unidos, ya que en todos estos años nadie interpuso un pedido de revisión o queja alguno.

Esta nueva audiencia en la causa por “estrago doloso” que se le sigue a 35 ex funcionarios y directivos de Austral por la tragedia ocurrida hace 22 años en Fray Bentos, se realizó en el Tribunal Oral Federal (TOF) 5, integrado por los jueces Daniel Obligado, Adriana Palloti y José Martínez Sobrino.

“A la altura”

La abogada María Silvina Rumachella, hermana de una de las víctimas de la tragedia de Austral, explicó ayer que “el tribunal ordenó su propia pericia a la que nos opusiumos puesto que para la querella están claras las causas identificadas en el informoe final de la aviacion civil del Uruguay”.

En diálogo con Primera Plana que se emite por la FM 89.3 Santa María de las Misiones, la letrada cargó contra “las observaciones que formuló Argentina que no modifican para nada las conclusiones de los uruguayos”.

“Hoy, a casi 22 años del hecho, apareció esta maniobra de instalar una pericia que no es más que dilación”, opinó. “Ahora nueve peritos de parte sostienen la posición de la Fuerza Aérea Argentina, que en su momento surgió para defender a sus camaradas procesados en el expediente, y que tiene que ver con la certificación ilegal de la aeronave cuando fue vendida por Iberia a Austral”, se quejó.

“Escuchar esas cosas irritan y dilatan, pero no tenemos más que sortearlo y continuar y esperar otros testimonios con valor”, agregó.

Sobre las expectativas en el fallo señaló: “Las esperanzas las tenemos, el problema es que dudamos porque el servicio de justicia es muy traumático. Hablar de esto casi 22 años después es una muestra de inoperancia o al menos mal desempeño. Esperemos que el tribuna esté a la altura de la gravedad del hecho”.