Lo primero es la familia

Daniel Mysliski y su hijo Santino ganaron ayer el torneo de embarcada, con devolución, “Cacho Pérez”, organizado por el Club Pirá Pytá. Esta competencia fue la antesala de la tradicional “20 Horas”.

14/05/2019 16:28

DISTINCIÓN. Santino y Daniel con sus trofeos, junto a “Ata” Bossi, presidente del club.

En medio de una jornada fresca, mayormente nublada y por momentos ventosa, se llevó a cabo ayer el torneo de pesca variada embarcada (con devolución) “Cacho Pérez”, organizado por el club de Pesca y Náutica Pira Pytá.

Luego de ocho horas buscando especies en aguas del río Paraná, la dupla integrada por Daniel y Santino Mysliski, padre e hijo, se consagró ganadora de la competencia al capturar un total de 14 ejemplares y acumular 2.240 puntos para situarse en lo más alto de la clasificación final.

Detrás de la familia ganadora se ubicó la dupla compuesta por Masayi Nakamura y José Lezcano, que también pescó un total de 14 ejemplares, pero alcanzó un acumulado de 2.095 unidades.

La tercera ubicación quedó en manos del binomio integrado por Víctor Bonifato y Cristian Del Valle, que sumó un total de 2.090 puntos, producto de las doce piezas extraídas de las aguas del Paraná.

Por su parte, Walter Warenycia y Luis Domínguez ocuparon el cuarto lugar, con 12 especies y un puntaje total de 2.055 unidades.
Las principales posiciones se cerraron con el quinto lugar alcanzado por la dupla Julio Watanabe-Ken Wakita con 1.965 puntos y doce especies capturadas.

PLENA TAREA. Los fiscales del torneo midiendo una de las especies, antes de ser devuelta al río.

Las más destacadas

Dentro de los premios especiales que otorgó la competencia estuvieron las clásicas distinciones a la pieza mayor de cuero, como así también a la pieza mayor de escamas.

El primer rubro quedó en manos del binomio Becker-Duarte, que logró extraer un Manguruyú pintado de 63 centímetros.

Por su parte, el equipo integrado por Nakamura-Lezcano (segundo en la clasificación final) volvió a ser protagonista y sacó la pieza mayor de escamas: una Morena de Río, también de 63 centímetros.