Caribe

Paisajes increíbles, gente amigable y cultura caribeña, conjunción perfecta bajo el cielo en San Cristóbal y Nieves.

12/05/2019 15:34

San Cristóbal y Nieves, es uno de los países más pequeños del planeta, ubicado en el Caribe y es vecino de otras islas entre las que encontramos Montserrat, Antigua y Barbuda, Guadalupe e Islas Vírgenes.

Su capital, Basseterre, fundada hace más de 380 años, fue la primera ciudad francesa del Caribe, cuyo nombre combina las palabras basse y terre (tierra baja).

Si le gustan las viejas plantaciones, los fuertes, la paz, la tranquilidad y no quiere ver mucho turista dando vueltas, éste puede ser el lugar ideal para usted.

Al dejar atrás la terminal de cruceros de Port Zante, uno se adentra de súbito en una vibrante mezcla de comercio, historia y cultura, y como en la capital nada ha sido artificiosamente decorado, las sorpresas abundan. Tómese tiempo para reconocer los edificios coloniales que quedan en pie y saludar con la cabeza a la gente apoltronada en sus anchos porches.

Luego, aproveche el día y visite South Frigate Bay, 4,8 kilómetros al sur de Basseterre. Este es un istmo que divide el calmo costado caribeño del Atlántico, más revuelto y dominado por un enorme resort de la cadena Marriott. La zona cuenta con algunos restaurantes buenos, pero su principal reclamo son los animados bares de la playa de South Frigate Bay –lo que aquí llaman “The Strip” (La Franja)–, que constituye el epicentro de la vida nocturna en la isla.

Y si de paseos hablamos, Upper Round Road, es una carretera construida a finales del siglo XVII. Unía los ingenios de azúcar y los pueblos que rodeaban el monte Nevis; hoy discurre a lo largo de 14,5 kilómetros desde Golden Rock Inn por el este hasta el Nisbet Plantation Beach Club por el norte, pasando por granjas, huertos, jardines y bosque pluvial. Por el camino se puede probar fruta fresca y observar monos y mariposas.

Pero si lo que busca son , Nisbet Beach es quizá la playa más hermosa de Nieves, con arena blanca bordeada de palmeras, agua cristalina y vistas espléndidas de San Cristóbal. Finalmente y no podemos obviarlo, Charlestown, la bonita y pequeña capital de Nieves, donde los bancos y los negocios coexisten con los servicios turísticos y las casas victorianas. Es un sitio divertido para pasear y casi nunca abarrotado porque los grandes cruceros no recalan en Nieves. La zona se puede recorrer fácilmente; caminando 15 minutos al norte; desde el centro se llega a la preciosa Pinney’s Beach. Charlestown es también el punto de partida del Nevis Heritage Trail, un sendero que une 25 lugares de importancia histórica, como iglesias, ingenios azucareros, instalaciones militares y espacios naturales. Como ve, un país pequeño sí, pero con muchísimo para ofrecer.

Custodio

Brimstone Hill fue declarado Patrimonio Mundial del la UNESCO en 1999 por su importancia como una de las principales construcciones defensivas.

Brimstone Hill

La joya histórica de San Cristóbal (foto abajo) es un ejemplo muy bien conservado de la arquitectura militar de los siglos XVII y XVIII. Mucho más grande de lo cabría pensar, fue construida por los británicos con mano de obra esclava e ilustra el pasado violento y tumultuoso de las antiguas colonias caribeñas.