Un Parque de las Naciones repleto vibró con el Vía Crucis

Cientos de personas se hicieron presentes este domingo para presenciar y vivir el Vía Crucis en vísperas de Semana Santa. Tras finalizar el evento, se realizó la Misa de Bendición de Ramos.

15/04/2019 18:46

  • Vía Crucis - Oberá7
  • Vía Crucis - Oberá
  • Vía Crucis - Oberá2
  • Vía Crucis - Oberá3
  • Vía Crucis - Oberá4
  • Vía Crucis - Oberá5
  • Vía Crucis - Oberá6
  • Vía Crucis - Oberá8

El Parque de las Naciones en Oberá, fue el escenario de la cuarta edición del clásico Vía Crucis, que fue presenciado por cientos de personas que se acercaron al lugar para disfrutar del magnífico evento, único en el mundo y que superó todas las expectativas. Fue organizado por Migrantes y Refugiados de las Colectividades en conjunto con la Capilla San Cayetano y la coordinación del Padree Eduardo Ciril de la Parroquia Cristo Rey. Además, contó con el apoyo de la Federación de Colectividades y el Departamento de Cultos de la Municipalidad local.

Como estaba previsto, el circuito inició en la Colectividad Japonesa, ante un excelente marco de público, con la presencia del presidente de la Federación, Juan Hultgren, la Reina Nacional Dahiana Machado Sabbagh, las princesas y Miss Traje Tìpico, así como las Paisanas del Centro Cultural Argentino.

Luego siguió el recorrido por las diferentes casas típicas de las colectividades a modo de estaciones peregrinando por las calles del Parque de las Naciones asistiendo a la teatralización de la Pasión de Cristo, y en cada una se rezó el Padre Nuestro en el idioma original de cada colectividad, siendo esto lo destacado, ya que no existe un lugar en el mundo que se conozca donde tantas comunidades se unan en oración.

Poco a poco, a medida que avanzaban las estaciones, más gente se fue sumando. El marco, sumamente propicio, iniciando con el nacimiento de Jesús antes de que el sol se escondiera, y dando paso a la noche tras ser traicionado, luego apresado y castigado por los romanos, enjuiciado por Poncio Pilatos y sentenciado a cargar con su cruz hasta el Calvario, donde sería crucificado. Oír el Padre Nuestro en tantos diferentes idiomas, nos hace dar cuenta de lo amplio de este mundo, más aún cuando la Reina Nacional, Dahiana Machado Sabbagh, lo hizo en idioma arameo, la lengua de Jesús.

La peregrinación continuó por las últimas colectividades del recorrido, hasta llegar al espacio lindante del Anfiteatro Norguss Jacob, lugar donde se representó la Muerte de Cristo.  Allí, la Reina nuevamente tomó la palabra, remarcando el verdadero significado de estas fechas, y destacando que se puedan celebrar en paz, en un lugar tan simbólico como lo es el Parque de las Naciones.

Culminando con esta cuarta edición de este espiritual evento, se realizó la Misa de Bendición de Ramos en el escenario mayor.