Paraguay declaró al tereré como Patrimonio Cultural Inmaterial

La Secretaría de Cultura declaró como Patrimonio Nacional Cultural Inmaterial a las prácticas y saberes tradicionales relacionadas a la bebida ancestral guaraní.

15/04/2019 08:40

Por Resolución Nº 219/2019, la Secretaría Nacional de Cultura de Paraguay declaró “Patrimonio Nacional Cultural Inmaterial a las Prácticas y Saberes Tradicionales del Tereré en la cultura del Pohã Ñana (plantas medicinales) Bebida Ancestral Guaraní” en ese país según consignó el diario Última Hora.

Para este dictamen se tuvo en cuenta la “Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial” (PCI) -aprobada por Paraguay hace unos años atrás- que en su Art. 2 indica: “Se entiende por PCI los usos, representaciones, expresiones conocimientos y técnicas (junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes), que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de un patrimonio cultural”.

Asimismo, se menciona artículos de la Ley Nº 5621/16 de Protección del Patrimonio Cultural. El artículo 5 refiere la Clasificación de los Bienes Culturales que integran el Patrimonio en su inciso b): “Las expresiones, tradiciones y saberes provenientes de sectores que mantienen y elaboran las memorias colectivas o introducen innovaciones a partir de procesos culturales propios”.

Igualmente, detalla la Ley Nº 3051/03 -llamada “Ley Nacional de Cultura”- que en su Art. 1 habla acerca de “la protección y el acrecentamiento de los bienes materiales e intangibles que conforman el Patrimonio Cultural del Paraguay”.

Además de las “Prácticas y Saberes Tradicionales del Tereré en la Cultura del Pohã Ñana”, en la parte resolutiva también se declara como “Patrimonio Nacional Cultural Inmaterial” a “los conocimientos, técnicas, y saberes que se transmiten de generación a generación” relacionados a este tema.

“La Secretaría Nacional de Cultura promoverá en todos los ámbitos la Salvaguardia de estas manifestaciones; ya sea trabajando con las comunidades portadoras o participando planificadamente con alianzas interinstitucionales, para el efecto y se efectuará la revisión de este patrimonio declarado cada 10 años, documentando debidamente su vigencia o previendo en caso de riesgo su salvaguarda de forma urgente”, reza la parte final del comunicado emitido hace unos días por la institución.