El sector inmobiliario preocupado por las ocupaciones ilegales

Lo admitió Luis Sosa, presidente de la Cámara del rubro en Misiones. Dijo que hubo un “incremento de las consultas de aquellos propietarios que poseen lotes en terrenos baldíos”. Recordó que plantearon la cuestión a los funcionarios.

14/04/2019 10:40

Las constantes acciones vinculadas a la ocupación de tierras en distintos puntos de Misiones, no sólo muestran el incremento del acceso a la tierra y una vivienda.

En las empresas del rubro inmobiliario, admitieron que existe “preocupación”, a partir del “incremento de las consultas de aquellos propietarios que poseen lotes en terrenos baldíos”.

Así lo expresó a PRIMERA EDICIÓN el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Misiones (CIM), Luis Sosa, quien se refirió a la poca oferta de terrenos con servicios, a un precio accesible para quienes buscan comprar uno y, así, solucionar el problema habitacional.

“Desde el sector inmobiliario estamos preocupados por el incremento de las consultas, de aquellos propietarios que poseen lotes en terrenos baldíos. Las inquietudes están fundadas en los últimos hechos, que son de público conocimiento, donde se realizaron ocupaciones ilegales en terrenos privados en distintos puntos de la provincia”, indicó a este Diario.

El presidente de la CIM recordó además que “hace varios años venimos advirtiendo sobre esta situación a las autoridades municipales y, también, de las consecuencias que podrían producirse con las actuales políticas de desarrollo urbano en la ciudad”. En ese sentido explicó que “el motivo fundamental es que las inmobiliarias no logran proveer una oferta razonable de loteos”.

Según Sosa, esto se debe a los altos costos de infraestructura que generan los distintos servicios: red de agua potable, tendido de energía eléctrica, servicio de cloacas, construcción de cordón cuneta, saneamiento de cursos de aguas. “Todo ello, provoca una cierta inviabilidad para el desarrollo urbano de la ciudad”, manifestó el máximo referente de la entidad. Y aclaró que “esos altos costos de infraestructura se trasladan al precio de los lotes y los termina pagando el comprador”.

“Estos son algunos de los argumentos que, en su momento, los hemos expuesto y son estos mismos los que generan aires de preocupación en el sector inmobiliario misionero, ya que no podemos solucionar los problemas de la amplia demanda existente que pesa sobre los hombros de las inmobiliarias”, advirtió Luis Sosa.