Exempleado de una ferretería fue detenido por abusar de una menor

La adolescente de 15 años llegó desesperada a su hogar en el barrio Fátima, perdiendo sangre. Le confesó a su madre que un joven la llevó por la fuerza a un baldío y la violó.

14/04/2019 10:19

Hace cinco meses, el padre de una adolescente de 15 años recurrió a la Comisaría de la Mujer del barrio Fátima, porque la menor debió ser internada en el Hospital Ramón Madariaga víctima de una presunta violación.

El sospechoso del ataque sexual, un joven de 21 años, exempleado hoy de una ferretería de la exruta nacional 12, aproximadamente a 300 metros de la vivienda de la víctima, fue buscado y detenido durante las últimas horas por orden del juez de Instrucción 3, Fernando Verón, quien solicitó a investigadores policiales, de la Dirección Homicidios, que localizaran al denunciado y lo detuvieran de inmediato. Para ello libró dos órdenes de aprehensión que se concretaron el viernes cerca de las 20 en el barrio Los Paraísos, zona Sur de Posadas.

En un inquilinato ubicado en la calle Güemes -y su intersección con 47- fue sorprendido el buscado, por lo que no tuvo opción de fuga y fue trasladado hasta la comisaría Quinta de Garupá, incomunicado y a disposición del juez interviniente.

De acuerdo a la denuncia del 21 de noviembre, el ataque a la menor de 15 años ocurrió en el barrio Madariaga de Posadas, durante el anochecer del día anterior.

Pasadas las 20, según el denunciante y padre de la adolescente, esta arribó al domicilio atemorizada y se encerró en un baño en el fondo de la vivienda desde donde sólo dejó que la asista su madre. De la zona genital le salía mucha sangre y apenas señalaba que se había lastimado tras caerse, por sufrir un accidente en la calle.

El padre de inmediato solicitó colaboración a un familiar con automóvil para trasladarla a un centro asistencial. Recién en el trayecto y a su progenitora le confesó lo que habría sufrido. Le reconoció: “Me fui a la despensa y un vago me agarró y llevó a un baldío, me tapó la boca y me violó”.

Tras la confirmación de las lesiones genitales, mayores detalles no son convenientes para preservar la integridad de la menor, el padre de 55 años se dirigió a la Comisaría de la Mujer del barrio Fátima, perteneciente a la Unidad Regional X, y concretó la denuncia.

La presentación fue puntillosa y contó con la descripción del sospechoso, que resultó coincidente con los datos aportados por allegados y familiares a la víctima, como posteriores detalles de testigos y testimonios de la zona que vieron a la menor de edad en la hora señalada y en proximidades al punto señalado.

Se aguarda para el lunes que el detenido sea llevado hasta el Juzgado de Instrucción 3 de calle Santa Fe, para que se le notifique la representación de un abogado y pueda prestar declaración indagatoria.