Buscan pagar la deuda de EMSA a CAMMESA con regalías

Misiones está en un proceso de negociación con la Nación para cancelar lo adeudado. Las gestiones están avanzadas y "no corren riesgos de sufrir cortes ni tampoco reducción en el flujo de energía", dijeron.

14/04/2019 08:07

La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) empezó a reclamar el pago de la deuda atrasada a las distribuidoras provinciales, con la amenaza de comenzar con un proceso de disminución de los envíos de energía si no se regularizan los pagos.

Misiones está entre las tres provincias que más dinero adeuda. La suma pendiente de Energía de Misiones SA (EMSA), según hizo saber la empresa nacional en medios de comunicación nacionales, asciende a casi 3.000 millones de pesos.

Según explicaron desde el Gobierno de Misiones, la provincia no tiene apuro ni la necesidad de cancelar los pagos debido a que se encuentra en un proceso de negociación con la Nación para cancelar esa deuda con una demanda por regalías mal liquidadas y no cobradas en beneficio de Misiones.

Un alto funcionario del Gabinete provincial aclaró a PRIMERA EDICIÓN que “Misiones tiene varios planteos realizados al Gobierno nacional sobre intereses por regalías pagadas fuera de término, por ‘regalías no cobradas’ y por ‘regalías mal calculadas’. Todas esas demandas suman aproximadamente un monto similar al que EMSA le debe a CAMMESA”.

“Por eso no estamos cancelando la deuda, porque estamos avanzando en que nos reconozcan nuestros reclamos para cancelar esa deuda. De esta manera recuperaríamos nuestro dinero y lo usaríamos para desendeudar a la empresa provincial”, agregó.

El antecedente que entusiasma a los funcionarios provinciales es que la Nación recibió a Misiones el pago de regalías de Yacyretá en energía, descontando el 20% del consumo mensual. Antes cobraba regalía en dinero, pero los montos se devaluaban por las demoras administrativas en liquidar, que alcanzaban varios meses.

Desde la Casa de Gobierno provincial aseguraron que las gestiones están avanzadas y que Misiones no corre riesgo de sufrir cortes ni tampoco reducción en el flujo de energía que recibe por parte de CAMMESA, que es una sociedad mixta que administra el sistema de distribución de energía en todo el país.

 

Reclamo nacional

 

Esta semana se conoció un fuerte reclamo a la provincia de Río Negro, con la curiosidad que fue justo un día después de que las elecciones que consagraron la continuidad del oficialismo en el Gobierno, resultando el kirchnerismo en segundo lugar y el frente Cambiemos en tercero, con sólo seis puntos porcentuales.

Esta situación de endeudamiento se está repitiendo en muchos lugares porque los Gobiernos provinciales no permiten a las distribuidoras locales aumentar al mismo ritmo que viene creciendo el valor de la energía mayorista, que este año ya subió un 40%.

Es que, las empresas distribuidoras del interior y las cooperativas se están desfinanciando y no llegan a cancelar los pagos a tiempo. También crece la morosidad de los usuarios que priorizan la alimentación y postergan el pago de las boletas del servicio de energía.

De acuerdo a las palabras de un tesorero de una cooperativa del interior de Misiones, “se está provocando un quiebre en la cadena de pago en todo el país”.

Hace pocas semanas, la Nación amenazó con cortar la luz a la provincia de Chaco y a la localidad bonaerense de Villa Gesell, por las millonarias deudas que acumulan las distribuidoras.

En Chaco, el gobernador Domingo Peppo, logró suspender la realización de las elecciones primarias y así ahorró el dinero que iba a ser utilizado para tal fin y lo destinará a pagar una deuda cercana a los $4.00 millones, que Servicios Energéticos del Chaco, la empresa del Estado provincial, mantiene con CAMMESA.

En total, las distribuidoras deben casi $19 mil millones. El Gobierno busca cobrar de inmediato.