Fachinal, “Un paraíso donde se ve la ecología”

Fachinal, municipio del departamento capital, distante a poco más de cuarenta kilómetros de Posadas, debe su nombre a la palabra "fajina"...

07/04/2019 17:22

Fachinal, municipio del departamento capital, distante a poco más de cuarenta kilómetros de Posadas, debe su nombre a la palabra “fajina”, nominación que se le da a la unidad ecológica caracterizada por la predominancia de una estepa cerrada, con pastos altos y duros con superposición de arbustos. Bioma que, por supuesto, se resguarda en el parque provincial homónimo.

Esta área protegida se encuentra sobre lo alto de un cerro con vertientes temporarias que desaguan en la cuenca del arroyo Garupá, cubierto de selva, en la que abundan urundays, y pajonales mesófilos, con gran cantidad de espinillo.

En la transición entre ambos ambientes proliferan plantas de chichita, niño rupá y también tataré y ya en la selva, canela de venado, guayubira y lapacho negro, que se localizan principalmente en el planalto donde comienzan las pendientes.

El Parque Provincial Fachinal es el único que posee especímenes de tataré, los árboles maduros se ubican en un lote lindero, al noroeste del área protegida, y muchos renovales en el planalto, donde existen planchones de basalto, en unos ambientes de transición entre pajonales mesófilos, comunidades pioneras y selvas con urunday.

Este rincón misionero tiene además la particularidad de estar conformada por cinco macroambientes, por un lado el “Pajonal Mesófilo”, que presenta un suelo con la roca madre casi aflorante (algunas de gran tamaño) y algunas vertientes. Incluye urunday y espinillo, con abundancia del espartillo oloroso, mientras que al acercarse a la transición con la selva sobresalen pastos más duros y altos. Las Comunidades Pioneras, por su parte, se presentan donde existe roca aflorante, a veces entremezclado urunday y espinillos. En otros casos se presenta dentro de la transición entre la selva y los pajonales a lo que se denomina localmente campiñas.

Este rincón misionero tiene además la particularidad de estar conformada por cinco macroambientes, por un lado el “Pajonal Mesófilo”, que presenta un suelo con la roca madre casi aflorante (algunas de gran tamaño) y algunas vertientes.

La región de ecotono con Urunday, tataré y chichita se encuentra ya en el planalto, donde también es abundante el niño rupá y un arbusto oloroso denominado María Negra. Además existe abundancia de caraguatá en el estrato herbáceo donde los urunday son más altos y densos. En algunos lugares se presenta el aguaribay, el pindó, lapachos chicos y renovales de canela de venado.

Las selvas con Urunday representan la formación más extensa dentro del Parque. En ella existe abundancia de la especie característica en la que se hallan numerosos árboles con diámetros significativos, en ningún otro lugar de la provincia se presenta tanta abundancia de urunday de semejantes dimensiones. Otras especies que conforman esta selva son lapacho negro, canela de venado (poca abundancia) y gran abundancia de yaborandí o ibirataí en el estrato arbustivo. En el estrato herbáceo aparecen dos especies de orquídeas, helechos doradillas, sobre todo donde existen grandes piedras, entre otras especies. Como epífitas aparecen aquí orquídeas del género Sophronitis y Brassabola, además de una bromelia pequeña de color grisáceo.

En las selvas mixtas se encuentra gran abundancia de guayubira, pocos anchico colorado, María Preta, algunos azota caballo. Pitanga, alecrín, sombra de toro, camboata hoja serrada y laurel negro completan un paisaje de características sumamente particulares.

Dato: Se encuentra en la intersección de las rutas 201 y 205