“La natación me atrapó”

Gabriel Rodríguez tiene 25 años y comenzó a nadar hace 3. Ayer culminó su primera participación en un Nacional. “Estar en el CeNARD es el sueño de todo deportista”, aseguró.

07/04/2019 13:46

El posadeño Gabriel Rodríguez llegó para romper con una cuestión generacional. Tenía 22 años cuando comenzó a dedicarse y entrenar en el club CAPRI de Posadas, a diferencia de los nadadores “de cuna”, que se inician siendo aún niños. Esta semana, ya con 25 años, participó de su primer torneo Nacional federado. Fue una experiencia más que enriquecedora. Y una muestra de que siempre se puede.

“Hace 3 años empecé a estudiar Profesorado en Educación Física y me interesó el nado. Hasta antes de eso, sólo nadaba en los veranos, y nada más. Me gustó mucho, me entusiasmé y me terminó atrapando. Es como que me hizo un click. De ahí empecé en la escuela de guardavidas y luego a entrenar en el club CAPRI”, le contó Gaby a EL DEPORTIVO sobre sus inicios (en la foto de este artículo, a la izquierda, acompañado por su entrenador, Gabriel Londero).

No fueron fáciles esos comienzos para el joven del barrio Apos de Posadas. Claro que 22 años no son la tercera edad, pero en la natación -lo ya dicho- se empieza desde muy chico. “En un momento me animé a entrar al equipo y empecé a entrenar. Al principio me costó horrores, estaba muy fuera de estado”, recordó Rodríguez, quien de todas maneras superó los obstáculos: “había que seguir adelante y pude agarrar ritmo. Hoy estoy mucho mejor, pero sé que todavía queda mucho por mejorar”.

Sobre el Argentino Master, que se desarrolló en Buenos Aires durante la última semana, Gabriel participó en la categoría de 25 a 29 años. “Si bien no tenés una marca mínima para venir, la competencia fue muy fuerte. Por ejemplo, el jueves se rompieron 100 récords. Algunos tiempos de mi categoría están a la par del Argentino de Mayores, que vendría a ser la ‘Primera’ de la natación argentina”, explicó el deportista.

El debut nacional fue un sueño cumplido para el único misionero que participó en la competencia, siempre bajo la bandera del club CAPRI. “Haber nadado en el CeNARD fue hermoso, el sueño de todo deportista. Cumplí un sueño, pero quiero seguir hacia adelante. El objetivo ahora es hacer la marca mínima y clasificar al Argentino. Venimos a estos torneos para conocer un poco la pileta y adquirir experiencia”, cerró Gaby, que no decepcionó en su presentación: fue sexto en 50 metros libres y séptimo en 50 metros mariposa. Para nada mal.