Suman argumentos para que el Tribunal Electoral anule la Convención Radical

El descontento de muchos dirigentes por la actuación de las autoridades del partido y su alianza con el puertismo profundiza la crisis judicial del partido. Crecen las renuncias y alejamiento de dirigentes.

24/03/2019 07:52

El convencional de la UCR, Ramiro Canale, patrocinado por la abogada Karina Capli Benítez, presentó ayer ante el Tribunal Electoral un nuevo escrito ampliando el que había elevado el pasado lunes 18 y solicitando la Nulidad de Convocatoria de la Convención previsto para hoy a las 9 en la Casa Radical.

Los convencionales fueron convocados para votar por la aprobación o no de la inscripción del partido radical en el Frente “Juntos por el Cambio”, lo cual modificaría la decisión que se tomó el pasado 16 de diciembre cuando se autorizó al partido a participar únicamente del Frente “Cambiemos”.

Canale, Capli Benítez y un grupo de adherentes se presentarán hoy a la Convención para plantear el argumento de que el Comité incumplió el mandato de la Convención al inscribir al partido en un frente distinto al que tenía autorizado. Se prevén tensas discusiones.

En su escrito, Canale advierte a la autoridad electoral que Cambiemos no es Juntos por el Cambio ya que además del nombre también se modificó la integración de los partidos: se fueron Libertad Valores y Cambio (LVC) y el Partido FE e ingresó el Partido UNIR de Ramón Puerta y el Movimiento Positivo. Los que continúan son el PRO, la UCR y la Coalición Cívica (CC).

Entre sus fundamentos se expresa que si la Convención autoriza hoy al partido a integrar “Juntos por el Cambio” estaría anulando todo lo actuado el 16 de diciembre y, al mismo tiempo, estaría anulando la prórroga de mandato de las autoridades del radicalismo, que se decidió en aquella Convención. Si esto ocurre, anticipan, el Comité y la Convención quedarían acéfalos.

“Si esta Convención desconoce lo aprobado el día 16 de diciembre, tratando de dar un marco de legalidad a las autoridades del partido, estamos ante un escenario aún peor del presente, porque tanto las autoridades del partido como la Convención misma tendrían vencido sus mandatos, los cual vencían el día 31 de diciembre del 2018 y la UCR de Misiones estaría acéfala, sin autoridades partidarias”, señalaron.

Agregan que “por lo tanto, estos miembros que inscribieron al partido en un Frente distinto al autorizado no tendrían poder alguno no sólo porque no obedecieron a la Convención, sino porque sus mandatos ya vencieron”.

Pero además, la autorización de la Convención para que el partido participe del Frente Provincial estaría llegando con 10 días de retraso porque el partido ya firmó la integración del frente “Juntos por el Cambio” el pasado 14 de marzo. Primero se anotó y después recibiría la autorización para hacerlo. Esto podría ser un motivo – si el Tribunal lo interpreta así – como para invalidar la definición que tomen hoy los convencionales, lo cual dejaría al partido afuera del Frente y sin participación institucional en las elecciones del 2 de junio.

 

Lista de diputados
Al margen de la Convención de hoy, que puede declararse nula o no, también habrá otra disputa entre las facciones del radicalismo. En forma paralela se está discutiendo cuales serán los candidatos a diputados provinciales que presentará el partido en el frente provincial.

Desde hace algunas semanas estaba la versión de que los tres primeros serían Osvaldo Navarro, Lilia Torres y Francisco Fonseca. Todos de Posadas con fuerte apoyo del “monje negro” Hernán Damiani y con el visto bueno del PRO. Sin embargo, esta semana hubo una fuerte movida del interior que promueve a Jorge Lacour, Cintia Cardozo y Héctor Falsone. Al parecer, esta última tendría la mayoría.

Desde el PRO no intervinieron porque no se tocaron sus intereses: la candidatura de Humberto Schiavoni a Gobernador y la de su hermano Alfredo a diputado nacional.

 

Alianza con Ramón Puerta
Además de las cuestiones formales o técnicas sobre la autorización de la Convención, en el radicalismo hay una cuestión política que causa heridas muy profundas entre la dirigencia del partido. Sobre todo por la alianza con el partido UNIR de Ramón Puerta a quien muchos dirigentes radicales lo consideraron por muchos años como “un límite” ideológico y político.

El actual diputado Ariel Pianesi dijo hace un tiempo que Ramón Puerta “es mi límite” y ahora se llamó a silencio. Otros dirigentes sostuvieron lo mismo en la Convención del año 2006 cuando se votó por no aliarse con el puertismo.
Esta contradicción ideológica está generando un desbande de dirigentes que se están alejando del partido y acercándose al Frente Renovador y al Frente Agrario y Social.