Emprendedora solidaria de Oberá recibió reconocimiento provincial

La CAMEM declaró “empresaria del Año” a Dora Pretzel, dueña de la histórica Confitería Alemana y fundadora de un hogar de niños.

20/03/2019 14:28

La propietaria de la Confitería Alemana de esta ciudad, Dora Pretzel (65), quien también es fundadora y presidenta del Hogar de Día de Niños del Barrio Sapucay, recibió el reconocimiento como “Mujer Empresaria del Año” por parte de la Cámara de Mujeres Empresarias de Misiones (CAMEM).

Al acto, celebrado en Posadas, asistió acompañada por su esposo y parte de su familia. “Fui sorprendida, para mí fue una noche inolvidable, porque además pude compartir mi historia. Estamos en un tiempo en el que requiere constante esfuerzo, también que vayamos delegando, porque estamos grandes, pero contentos del camino recorrido. Nos sentimos un hito de Oberá, donde la gente todavía puede encontrar algo de pastelería casera”, confesó.

 

41 años de trayectoria lleva Pretzel al frente de la Confitería Alemana, que abrió su local en Oberá en 1977 aunque desde 1974 ya funcionaba como empresa.

 

Más allá de su rol como empresaria del comercio familiar, Dora resaltó que el emprendimiento que mayor valor da a su vida es el Hogar de Niños. “Es lo que más placer me da, aunque fue gracias a la confitería que lo logramos. Se inició por eso: teníamos mucho pan para compartir y hace 18 años que lo hacemos. Estamos conteniendo a 85 niños todos los días, con desayuno y almuerzo abundante, comidas que nunca han faltado, gracias a la comunidad”, expresó a la emisora obereña La Radio.

El hogar del barrio Sapucay es una de las entidades con mayor reconocimiento comunitario en Oberá, ligado a la figura de Dora Pretzel, aunque ella insiste en que es consecuencia del trabajo voluntario de mucha gente.

“Son niños que tienen mucho talento, pero necesitan un puente para salir adelante. Necesitamos recursos para sostener a las personas que trabajan en el Hogar. Hay mucho voluntariado, pero en este tiempo nos urge tener empresas que puedan apoyar nuestro trabajo, para hacer un trabajo más intenso, con profesionales. Lo sostenemos con la ciudadanía, no tenemos ningún aporte del Gobierno. Oberá me dio todo, así que quiero repartir y apoyar a los que más lo necesitan con obras como esta”, apuntó.

Pretzel calculó que el gasto mensual para sostener el hogar es de 60 mil pesos, “sin contar la comida, que cuenta con el aporte de comercios. Estamos golpeando puertas y la Municipalidad nos ayuda con el mantenimiento del predio y con leche”, admitió.

Para la “Mujer Empresaria del Año”, es importante seguir empoderando a la mujer pero sin perder los valores y con el sustento de la familia como base. “Respeto todo, pero hay cosas difíciles de aceptar en estos tiempos. Siempre apuesto y quiero ser una mujer que ayude a otras a empoderarse, salir adelante, pero con ética. La familia es parte de nuestro éxito y la base de todo”.