Precios que agobian

El NEA se volvió a posicionar como la región donde sale más caro subsistir. En algo más de tres años de gobierno de Cambiemos, la inflación acumuló un 182%. Los partidos se movilizan en el armado electoral misionero.

17/03/2019 17:21

Pasar por cualquier supermercado o almacén por estos meses para comprar lo básico para alimentar a la familia, es un agobio. Comparar los precios entre las compras de una semana atrás con los actuales, una angustia permanente. El costo de vida que la dirigencia política ve en cifras frías mes a mes, para los ciudadanos se vuelve una penuria permanente que mantiene la “creatividad” por llegar lo más posible hasta el siguiente cobro. Aunque la frustración se haya vuelto una constante.

Con el anuncio oficial del INDEC de la medición de febrero (3,8% en el promedio país y 6,8% el acumulado en dos meses), en la región NEA, donde se encuentra Misiones, la inflación volvió a sacudir los bolsillos (4,5% superando por 1,5% a la Patagonia). Mucho más fuerte que en cualquier otro lugar del país. De hecho, se confirmó que los precios y tarifas dieron a los habitantes del Norte, más relegado que nunca, el golpe más fuerte en lo que va de 2019.

Según el grupo de técnicos que trabaja en el IPC Congreso, motorizado por legisladores de la oposición, el Gobierno de Mauricio Macri lleva acumulando un 182% de inflación en algo más de tres años en la administración del poder.

Desde el oficialismo, las voces de María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, acusaron el impacto de la incontrolable inflación con frases de campaña ante la ausencia de medidas firmes y capaces de revertir los altos porcentajes. “Muchos argentinos no llegan a fin de mes” le dijo la mandataria bonaerense que suena hasta como posible sustituta de Mauricio Macri para la postulación presidencial de Cambiemos; a la dirigencia PRO en el último encuentro partidario. ¿Habrá algún político tan alejado de la realidad que no lo sabía?

“El Gobierno la está peleando, está haciendo reformas que van a dar frutos. Pero lleva tiempo, no hemos podido como argentinos en 70 años bajar la inflación”, dijo por su parte el jefe de la CABA que siguió apuntando a la “herencia” ya no sólo del kirchnerismo. Lo cierto es que la inflación actual es la más alta de los últimos 28 años.

Mirando el NEA, la suba más fuerte la tuvieron las tarifas reguladas (luz, agua, combustibles, gas, transporte) y luego los bienes. La Fundación Mediterránea, que se muestra cercana a Cambiemos, estableció que de febrero 2018 al mismo mes de 2019 el Nordeste tuvo el acumulado de inflación más importante de la Argentina, con el 53,5%. En el desagregado el transporte, los alimentos y servicios quedaron por encima de ese promedio.

Así, los misioneros, correntinos, chaqueños y formoseños sufren el peso de las medidas de un modelo sin rumbo, incapaz de ofrecer alternativas y menos aún oportunidades para no quedar atrapados en la penuria del altísimo costo de subsistencia.

Los analistas no ven un índice menor al 2% mensual de marzo en adelante y un piso del 33% para 2019 (en crecimiento mes a mes). Empresas líderes en el rubro alimentos, como Molinos, anticiparon a los supermercados que en 300 productos aplicará una suba del 15,5% la semana que comienza. Ya en Misiones, el presidente de EMSA reveló el lunes pasado que la Nación elevará un 55% los precios de la energía en la tierra colorada durante 2019.

Los precios agobiantes seguirán siendo una máquina de pobreza e indigencia.

Pobreza creciente que duele

“Los salarios van a recuperar el poder adquisitivo, le van a ganar a la inflación. Eso es uno de los factores que contribuirán a que la economía se siga recuperando”. La frase (para el olvido) pertenece al ministro de Hacienda nacional, Nicolás Dujovne a la CNN Radio el mismo día que se conoció la inflación. Seguramente se habrá puesto de ejemplo, tras recibir un jugoso adicional cercano al millón de pesos en un solo mes, que sin lugar a dudas le permitió llegar a semejante conclusión.

En el país, la mayoría de los gremios no firmó las paritarias de 2019 con lo cual, la afirmación del funcionario de Cambiemos no tienen un sustento fáctico.

El próximo jueves 28 de marzo, el INDEC dará a conocer la “Incidencia de la pobreza y de la indigencia (EPH) en el segundo semestre de 2018” y el “Índice de salarios a enero de 2019”. Un dato clave para observar cómo impactó la economía en los argentinos, bajo la mirada oficial.

Anticipándose a una cifra que será muy alta (la UCA marcó un 33% de pobres hasta diciembre pasado afectando a casi 14 millones de personas); la Conferencia Episcopal Argentina que reúne a todos los obispos en el país lanzó críticas en un comunicado emitido ayer, en el que también hablaron del proceso electoral en marcha y hasta del aborto.

El texto, titulado “Con esperanza, educación, y trabajo, artesanos de una nueva Argentina”, tuvieron frases como: “En una realidad que nos golpea y nos duele por su pobreza creciente, no queremos perder la esperanza de salir adelante, asumiendo el desafío de pasar de la cultura de la voracidad y el descarte, a la cultura del cuidado de toda vida”.

“Pedimos a los candidatos que presenten propuestas concretas a los ciudadanos en sus plataformas electorales y a la vez, que las campañas sean austeras, con gastos transparentes”, agregó la CEA. Finalmente, anticiparon las fechas en que el papa Francisco recibirá a los prelados argentinos: del 28 de abril al 4 de mayo irán los obispos de las región NEA.

El armado nacional

Cambiemos no pudo remontar el quiebre en la provincia de Córdoba, lugar donde Mauricio Macri obtuvo uno de los caudales de votos más importantes para llegar a la presidencia de la Nación en 2015. Ahora habrá dos candidatos (el diputado nacional Mario Negri con el sello del espacio gobernante bajo la denominación “Córdoba Cambia”) y el intendente de la capital provincial Ramón Mestre (que ayer obtuvo el aval de la UCR para ir con la lista 3).

Al igual que en La Pampa y Neuquén, el macrismo sabe que las internas erosionan el espacio y terminan llevando al Gobierno a optar por otro candidato no propio con tal que el kirchnerismo no gane las gobernaciones.

En el caso de Cristina Fernández, enfocada en la salud de su hija Florencia, cada vez hay más dudas sobre su postulación. Ayer, mediante las redes sociales, se lanzó Daniel Scioli y se sumó al santafecino Agustín Rossi por los “K” para la presidencia argentina.

En el peronismo no cristinista, Sergio Massa fue tentado para la gobernación bonaerense pero mostró resistencia a bajar su precandidatura presidencial para acordar con Roberto Lavagna. Para los próximos días se espera la visita a Misiones del gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, que sigue en carrera.

Sin embargo, el exministro de Economía sumó esta semana importantes apoyos como el del gobernador cordobés Juan Schiaretti y de la líder del GEN, Margarita Stolbizer. Ya tenía el guiño del gobernador santafesino Miguel Lifchitz que tildó a Lavagna como “el candidato más apropiado”. Muchos ven en el socialismo al compañero de fórmula de Lavagna para octubre próximo.

Nombres en análisis

Inscriptos los frentes y partidos que quieren pelear en las urnas los espacios de poder en Misiones, no paran de sonar nombres para las listas ejecutivas y legislativas. La puja previa a la presentación en la Justicia electoral ya generó quiebres.

Humberto Schiavoni que se resistió a ser candidato hasta último momento, se reencontró en un frente electoral con su exjefe Ramón Puerta y lograron ponerle el nombre a la alianza PRO-UCR-UNIR alejando de la sigla “Cambiemos” que está relacionada directamente a Macri. Se llamará “Juntos por el Cambio”.

El “Embajador”, dicen, se mostró más tranquilo y conciliador con el armado de su amigo Mauricio. Desde la Rosada, le hicieron saber que la posibilidad de ser reemplazado en España por Emilio Monzó se cayó por orden del jefe de Gabinete Marcos Peña. El funcionario presidencial no tiene una estima por Puerta pero se molestó con el presidente de la Cámara de Diputados por subir al avión presidencial, en la última gira, a Martín Lousteau cuya figura representa una “amenaza” política radical para el PRO.

En la renovación quieren seguir con el “refresh” (recambio generacional y dirigencial), con nuevos nombres en todas las áreas “Marcelo Pérez en el Ministerio de Gobierno, Marta Ferreira en Agricultura Familiar, Lucas Romero en el Parque Industrial, Sebastián Oriozabala en programas de Agricultura, Guillermo Aicheler en EMSA, Héctor Rojas Decut en IPLyC, Ángel Danuncio en tecnología del Parque de la Salud, Zucel Vaider y Horacio Simes en Banco de Créditos, Emanuel Grassi en el IMBIO, Leonardo Stelatto en Vialidad, Rafa Morgestern en Deportes, Carlos Arce en el IPS y Juan Manuel Díaz en Ecología, son parte del recambio con la gobernación de Passalacqua”, aseguraron en la Rosadita.

A pesar de los rumores que circundan las esferas de la política, Rovira aclaró que el candidato a vicegobernador por el espacio misionerista puede ser “cualquier ciudadano de la provincia que esté dispuesto a aceptar el desafío”, incluso dejando de lado las raíces partidarias o inclinaciones políticas.

Hasta el momento se mencionó con insistencia al presidente del IPS, el médico Carlos Arce, que ejerce su primer cargo en la gestión pública y se muestra cercano a Oscar Herrera Ahuad, confirmado para la candidatura a gobernador del frente Renovador de la Concordia Social.

Sin embargo, nada está dicho en el espacio oficialista donde buscan “convocar a todos los sectores que se sientan representados y que quieran tener un espacio para trabajar por los misioneros”.