Productores rechazaron el uso de agrotóxicos en la provincia

Durante la primera Feria de Semillas realizada en Parador 3 de Mayo, los trabajadores rurales apuntaron a visibilizar e impulsar los beneficios de la agroecología aplicada a la alimentación saludable como modelo productivo.

17/03/2019 20:52

Productores de diversos puntos se reunieron para visibilizar y fomentar los beneficios de la agroecología aplicada al consumo consciente y la alimentación saludable. Al mismo tiempo remarcaron su postura de rechazo hacia el uso de agrotóxicos en todo el territorio provincial.

El encuentro se concretó el pasado miércoles dentro de la Feria de Semillas Nativas y Criollas que se realizó en el Parador 3 de Mayo, sobre la ruta nacional 12, organizado por el Ministerio de Agricultura Familiar de la Provincia, Feria La Paloma, y distintas organizaciones de productores y pueblos originarios de la región, principalmente Garuhapé, Puerto Libertad, Montecarlo y Puerto Piray.

Durante toda la jornada se transmitió un fuerte mensaje de “No a las semillas transgénicas”, exigiendo la expansión de la agroecología como modelo productivo para la provincia.

Bajo el lema “Defendiendo la democracia y construyendo soberanía alimentaria”, en la oportunidad los trabajadores rurales ampliaron el intercambio de especies típicas de la zona y la comercialización de productos de las chacras y las comunidades.

PRIMERA EDICIÓN dialogó con los productores, ingenieros agrónomos, y compradores de las mercaderías, quienes coincidieron en remarcar la satisfacción de generar y acceder a las semillas y productos naturales sin la intervención de químicos.

Así, Elena Godalewski, productora y presidenta de la comisión del Parador 3 de Mayo, comentó: “Con esta feria queremos enriquecer el uso de la semilla natural de nuestros ancestros y conservar ese esquema de producción y trabajo. Vamos a sufrir 3 o 4 años más porque ya tenemos arruinadas nuestras tierras, pero si seguimos cuidando y luchando por nuestras semillas eso va a terminar, y vamos a tener la tierra limpia. Apuntamos a la verdura sana para la alimentación saludable. Este es un objetivo a largo plazo, porque el veneno está hace más de 50 años. No vamos a arreglar el problema de un día para otro”.

En tanto que Gerardo, integrante de la organización de la Feria de Semillas, destacó que “es muy importante para todos que los consumidores conozcan los beneficios de la agroecología. Ojalá este modelo productivo siga existiendo en la provincia y se expanda cada vez más en todos los lugares, que cada municipio y región pueda hacer una feria o una expo”.

“En estos eventos las personas se encuentran con semillas que hace años no veían, que son semillas caseras que vienen de la chacra directamente y no tienen ninguna modificación genética. Es algo muy bueno que la semilla sea original”, agregó.

Mientras que Jesús Contreras, brindó su visión de especialista como ingeniera agrónoma, y recordó: “En Montecarlo impulsamos la prohibición de los agrotóxicos en toda la zona urbana, fundamentalmente por la salud de la población y rechazando la contaminación total de los bienes comunes, como el agua potable, suelo y aire. El conglomerado urbano está muy expuesto”.

Al mismo tiempo valoró que “hay un buen crecimiento de la agroecología, la producción sana, que está incentivada por la demanda que hay. En zonas urbanas hay mayor demanda, la gente está buscando cada vez más alimentarse sanamente”.

“El objetivo de esta feria es visibilizar a los productores de la región que son los únicos que nos han alimentado en los peores momentos políticos de la Argentina”, destacó y añadió: “Visibilizar los beneficios de la alimentación saludable y el trabajo de los productores como únicos dueños de las semillas nativas y criollas se da fundamentalmente en esta clase de ferias. Son los dueños y responsables de la alimentación y la salud de la población. Por ello es importante rescatar las semillas que están escondidas o perdidas, multiplicarlas y reproducirlas, es una propuesta que apunta a seguir construyendo soberanía alimentaria”.

Además aseguró que “la feria hace que el poder político sepa que estamos en contra de las semillas transgénicas, ya que no tienen ni siquiera una historia evolutiva y solamente responden a un principio lucrativo de empresas multinacionales. La feria de semillas nativas y criollas es del pueblo, esto es lo que tienen los productores, lo que hay que defender y perpetuar a través del tiempo, para remarcar siempre que estamos en contra del uso de los transgénicos”.

Walter Czerepak, parte de la organización de la feria, destacó: “Queremos demostrar que no estamos de acuerdo con un proyecto del Gobierno nacional que se quiere implementar en Misiones sobre el uso de los maíces transgénicos. Se está hablando de sembrar en Misiones alrededor de 150 mil hectáreas. Como pequeños productores nos oponemos a este tipo de proyecto. Estamos defendiendo todo lo que se llama la biodiversidad de Misiones”.

Por su parte, Ángela Duarte, productora de Puerto Piray, indicó: “En nuestra región se ve mucho el uso de agrotóxicos pero por las grandes empresas, no por el trabajo de los colonos. Hay lugares en los que se trata de plantar algo y no sale porque el ambiente ya está dañado por las fábricas. Ese es un problema que hace que cueste mucho producir”.

En la misma línea Beatriz Duarte, productora de Puerto Libertad amplió: “En las chacras no existe mucho el uso de los transgénicos, todavía tenemos la cultura del trabajo a mano”.