El “Brexit en peligro”, mientras Theresa May enfrenta una gran derrota

A solo 19 días de que el Reino Unido salga de la UE el 29 de marzo, May está luchando, hasta ahora sin éxito, para asegurar cambios de última hora en un tratado de salida de la UE ante el parlamento que el martes se pronunciará sobre el acuerdo.

11/03/2019 08:29

La mayoría de los diplomáticos e inversores dicen que el Brexit definirá la prosperidad del Reino Unido para las generaciones venideras.

El Brexit podría revertirse si los legisladores rechazan el acuerdo de salida planteado por el gobierno, dijo este domingo el ministro de Relaciones Exteriores británico, Jeremy Hunt, después de que dos importantes facciones euroescépticas en el parlamento advirtieran que la primera ministra, Theresa May, estaba enfrentando una dura derrota.

Si fracasa, se espera que los legisladores obliguen a May a buscar una demora en la salida de Reino Unido de la UE, algo que algunos temen que podría invertir la decisión de 2016 de dejar el bloque. Otros argumentan que, sin una demora, Gran Bretaña enfrentaría un shock económico si abandona la UE sin un acuerdo validado.

“Tenemos la oportunidad de irnos el 29 de marzo o poco después y es importante que aprovechemos esa oportunidad porque hay viento en las velas de las personas que intentan detener el Brexit”, dijo Hunt a la BBC. “Estamos en aguas muy peligrosas”.

La crisis laberíntica del Reino Unido por su pertenencia a la UE se acerca a su final con una extraordinaria gama de opciones que incluyen un retraso, un acuerdo de última hora, un Brexit sin acuerdo, una elección inmediata o incluso otro referéndum.

El resultado final sigue sin estar claro, aunque la mayoría de los diplomáticos e inversores dicen que el Brexit definirá la prosperidad del Reino Unido para las generaciones venideras. Anteriormente, el gobierno ha intentado utilizar el riesgo de que se suspenda el Brexit para convencer a los euroescépticos de que respalden el acuerdo de May a pesar de sus profundas reservas al respecto.

El Parlamento británico rechazó el 15 de enero el acuerdo de May con 230 votos obligando a la líder británica a regresar a Bruselas en busca de cambios para abordar el llamado respaldo irlandés, una póliza de seguro diseñada para evitar el regreso de una frontera dura entre Irlanda e Irlanda del Norte.

Muchos legisladores británicos se oponen al acuerdo porque podría dejar a Gran Bretaña sujeta a las normas de la UE por tiempo indefinido y separar a Irlanda del Norte del resto del país.

Sin embargo, los intentos de May de reescribir la cláusula hasta ahora no han dado ningún resultado, ya que los negociadores de la UE no están dispuestos a satisfacer sus demandas, y Gran Bretaña rechazó una oferta de compromiso.

Si los legisladores rechazan el acuerdo de May el martes, la mandataria prometió permitirles votar al día siguiente sobre la posibilidad de abandonar el bloque sin acuerdo el 29 de marzo. Si rechazan eso, el jueves deberían votar por un retraso “limitado”.

Fuente. Medios digitales