Alarmante aumento de demanda social en los municipios

La demanda social en los municipios viene creciendo de la mano de la inflación imparable. Esta situación tiene muy preocupados a los intendentes, quienes ordenaron a sus equipos de trabajo “asistir a todos vecinos de sectores más vulnerables”.

03/03/2019 10:29


“Nos piden módulos de alimentos y útiles escolares”, confirmó un funcionario provincial, acerca de los pedidos de las organizaciones sociales que ingresan petitorios a la “Rosadita”. La demanda también se traslada a las demás localidades.

“En nuestro municipio, las solicitudes de útiles se ha triplicado en relación al año pasado”, aseguró a PRIMERA EDICIÓN, el intendente de Campo Grande y presidente de la Comisión de Desarrollo Estratégico e Integral de Municipios misioneros (CODEIM), Carlos Sartori.

A fines del año pasado, desde el Ministerio de Desarrollo Social provincia admitieron que “la demanda iba en aumento”. Incluso, en las últimas semanas hubo un acampe de los integrantes de una organización social exigiendo ser atendidos con productos alimenticios.

La CODEIM es una entidad que agrupa a la mayoría de los intendentes. Su titular reveló que “hemos solicitado ayuda a Jefatura de Gabinete y Desarrollo Social para poder cumplir con la demanda. En los últimos meses del año pasado debatimos sobre cómo afrontar la cuestión social, es una problemática latente”.

“La situación está muy difícil y no sólo en mi municipio, sino en todas las comunas de la provincia. Se prioriza la comida. A veces, los jefes de familias no tienen para la educación de sus hijos y deben elegir por poner un plato lleno en la mesa. Pero, para nosotros la formación pilar es fundamental en la vida y desarrollo de cada niño, por eso el objetivo es asistir a todos”, señaló Sartori.

Por su parte, el jefe comunal de Fachinal, Miguel Benítez comentó que allí también creció bastante la solicitud de asistencia. “Tratamos de cumplir con todos”, indicó.

Benítez también contó que “con el equipo de trabajo estamos encarando estos meses con mucho cuidado. Pudimos mejorar los salarios y el equipo vial, fundamental para el desarrollo de Fachinal, que cuenta con caminos de tierra que deben ser arreglados de manera permanente, pero sin descuidar la atención de primera instancia”.

Por último, Benítez explicó que “los fondos se destinan a lo necesario y urgente, preferimos trabajar de esta forma para no tener sorpresas más adelante”.

 

Delicada situación

Por su lado, el alcalde de Alba Posse, Celso Carvalho, expresó que “debido a la complicada situación financiera que estamos atravesando a nivel país, en el municipio priorizamos las urgencias necesarias y básicas en relación a alimentos”.

Consideró que “es esencial la atención social, estar atentos a los sectores más vulnerables. Por supuesto que no dejamos de lado otras cuestiones, como ser arreglos de caminos y obras, pero la prioridad hoy es otra”, dijo refiriéndose a la entrega de productos comestibles.

Carvalho aclaró, por esta situación, “somos austeros en el manejo de la economía municipal”. No obstante, señaló que “los pedidos de ayuda en general se mantuvieron en los mismos porcentajes que el año pasado”.

En la misma línea opinó el jefe comunal de Puerto Libertad, Fernando Ferreira, quien dijo que “estamos con cuentas ordenadas y haciendo algunas inversiones”. Pero, remarcó que “jamás dejamos de atender la demanda social, en especial aquello relacionado con alimentos y medicamentos para las familias más humildes”.

A su turno, el jefe comunal de Garupá, Luis Ripoll aseguró que “crecieron los pedidos de ayuda de una manera muy notoria en los últimos meses”. Aseveró que hay dos demandas que incrementaron en demasía: “Asistencia alimenticia y útiles escolares.Y solicitudes habitacionales”.

Respecto al primero, el jefe comunal confirmó que “en comparación al año pasado se cuadriplicaron” en esa localidad.

Por último, el alcalde de la ciudad de Leandro N. Alem, Diego Sartori, reconoció que “cada vez son más las personas que nos piden ayuda”. Dijo que, en esa comuna, se incrementó “más del doble en comparación a 2018”.

Los jefes comunales están preocupados y en alerta, saben que será un 2019 de mucha necesidad para los sectores más vulnerables.

Relacionadas