Gendarmería incautó más de tres toneladas de marihuana

Fueron dos operativos. En el primero de ellos una Volkswagen Amarok fue interceptada en un camino vecinal de General Urquiza con 1.103,779 kilogramos de cannabis sativa. En el segundo, se secuestraron 1.910, 815 kilogramos del estupefaciente, ocultos en la maleza.

16/02/2019 11:08

Las inclemencias climáticas no sirvieron para que los narcos pudieran llevar a cabo su cometido. Gendarmería Nacional los sorprendió cuando se desplazaban por un camino alternativo con más de una tonelada de droga cargada en una camioneta. 

El hecho ocurrió entre la noche del jueves y la madrugada de ayer, en un camino vecinal de General Urquiza, más precisamente en cercanías del barrio El Francés.

Advertidos de que los días de clima lluvioso suelen ser utilizados por los delincuentes para resguardo de sus actividades, efectivos del Escuadrón 11 San Ignacio, procedieron a montar un control vehicular a unos cinco kilómetros del mencionado barrio. En plena oscuridad y con la lluvia cerniéndose sobre la zona, los uniformados divisaron las luces de un vehículo que se acercaba al puesto de control.

Desprevenidos, la camioneta de los narcos se dirigía directo hacia las fuerzas de seguridad, hasta que ya fue muy tarde para ellos. Por intermedio de señales lumínicas los gendarmes indicaron al conductor del rodado que aminorara la marcha. Éste, el ver que se trataba de una patrulla y ya sin posibilidades de realizar una maniobra evasiva, optó por frenar bruscamente, abrir la puerta y escapar a toda carrera entre la vegetación lindante.

Los efectivos corrieron hacia el vehículo y si bien intentaron atrapar al sospechoso, este huyó sin dejar rastro en la cerrada noche.

Al acercarse a la unidad tomaron nota que se trataba de una Volkswagen Amarok de color blanca, que estaba repleta de bultos en su interior. De allí emanaba un fuerte olor característico a marihuana. El operativo había dado frutos.

Inmediatamente convocaron a testigos y procedieron a realizar el narcotest correspondiente. Dieron aviso a la comandancia. La unidad fue trasladada hacia la sede del escuadrón, para proceder al conteo y el pesaje de los empaques.

Los paquetes estaban ubicados tanto en la cabina como así también en la cajuela de la camioneta. En total se contabilizaron cincuenta bultos, los cuales fueron numerados en serie para luego determinar que la carga del estupefaciente arrojó un peso total de 1.103,779 kilogramos.


En un malezal

Posteriormente, en otro procedimiento integrantes del mismo Escuadrón realizaban tareas de patrullaje en el Paraje Cruce Mayerga cuando divisaron en cercanías de una plantación de pinos 86 bultos abandonados entre la maleza.

Al realizar la apertura de las bolsas, ante la presencia de testigos, los gendarmes detectaron un total de 2.357 “ladrillos” que contenían marihuana. Alcanzando un peso total de 1.910,815 gramos.

En ambos hechos intervino la Fiscalía Federal de Oberá quien dispuso el secuestro de la droga, cuyo peso total asciende a 3.014,594 kilogramos y de elementos de interés para la causa.