Liberan al sospechoso por la muerte de una mujer en Villa Urquiza

La empleada pública se quitó la vida ahorcándose tras el intento fallido de arma de fuego. Hallaron rastros de pólvora en sus manos.

14/02/2019 11:29

El hombre que fue detenido este martes e investigado por la muerte de su esposa, en una vivienda del barrio Villa Urquiza de Posadas, recobró ayer la libertad una vez que las evidencias indiciarias dieron sustento al caso como un suicidio por ahorcamiento.

Si bien el pai umbanda de 43 años seguirá supeditado al expediente, quedó alejado de las sospechas directas en cuanto a que haya sido partícipe o autor de un homicidio, porque tal delito estaría prácticamente descartado luego que las pruebas de parafina arrojaron resultado positivo de rastros de pólvora en mano en la esposa y no en las del ahora liberado.

La decisión para que retorne a su hogar de calle Estado de Israel 4.041, detrás del club Brown, donde halló a su pareja ahorcada y colgando de una viga del baño, la tomó el juez de Instrucción 1, Marcelo Cardozo, siguiendo también el informe forense que señalaba como causa de muerte la asfixia y no el disparo de bala calibre 22 que fue descubierto en la sien derecha pero que no rompió el cráneo y quedó alojado debajo del cuero cabelludo.

No obstante, el hecho continúa bajo investigación como presunto homicidio, ya que restan pericias clave, como la de absorción atómica para determinar rastros de residuos de pólvora más profundos a las muestras tomadas de las manos del esposo de la víctima fatal.

Según se pudo reconstruir de manera provisoria, la empleada pública provincial de 54 años habría intentado suicidarse con un disparo del revólver calibre 22 largo de su pareja. Como la bala no penetró la cabeza insistió colgando una soga plástica, de las utilizadas también como barra de tiro o remolque de vehículos, del techo del baño y la sujetó al cuello hasta lograr su cometido.

Pasadas las 19.30 del lunes regresó su esposo y cortó la soga pero reanimarla fue infructuoso, ya había perdido los signos vitales.

El martes por la noche peritos de la Policía Científica retornaron a la casa de calle Estado de Israel para realizar un relevamiento de rastros de sangre con el reactivo luminol. Los resultados no fueron positivos en cuanto a la posibilidad que el cuerpo de la víctima fuera trasladado de un lugar a otro de la vivienda o que indicara que fue lavado el lugar para ocultar evidencia.

El suicidio se conoció a partir de las 19.30 del lunes, cuando efectivos de la seccional Tercera fueron alertados por la hermana de la víctima, quien se comunicó tras el desesperado pedido de su cuñado anunciándole que la había encontrado colgada de un tirante.